Movilizaciones y huelga en las subcontratas de limpieza de centros escolares de Euskadi

Los representantes sindicales de las empresas subcontratadas de Limpieza en Educación y UPV-EHU, en unidad de acción, han convocado hoy movilizaciones y huelga para los días 19 y 25 de noviembre, de las empresas subcontratadas en la limpieza de centros escolares de Bizkaia, Araba y Gipuzkoa, para denunciar que "estamos bajo mínimos", que la carga de trabajo se ha multiplicado, los EPIS no terminan de llegar y que las bajas no se cubren. "Una situación agravada por la pandemia, que tiene como solución la de contratar refuerzos, ampliar jornadas y diseñar protocolos viables".
Print This Post
  
  
Email This Post   


Representantes sindicales se han concentrado hoy en los tres territorios, en Bilbao, Donostia y Vitoria-Gasteiz para denunciar esta situación.

En un comunicado conjunto de las limpiadoras subcontratadas de Educación y UPV-EHU  aseguran que “llevamos tiempo peleando para que todos los puestos que están vacantes se cubran, los tribunales nos han dado la razón, pero aún así las empresas privadas siguen sin cubrir esos puestos . No obstante, los días de huelga son los que se cubrieron todos los puestos de trabajo. Todo ello deja claro que trabajamos bajo mínimos, ya que, en el día a día de las empresas no se llegan a cubrir ni los servicios mínimos. Las bajas de nuestras compañeras siguen sin cubrirse; seguimos estando tres compañeras en los centros donde deberíamos estar cinco y cuando finalmente se contrata a una sustituta, le hacen contratos parciales para cubrir jornadas completas”.

Recuerdan además que la política de subcontratación, basada en primar el precio más económico, junto con el poco control sobre las políticas fraudulentas de las empresas, derivan en un aumento de la carga de trabajo de las limpiadoras, además de un desvío de fondos públicos a empresas que se enriquecen injustamente.

“Gobierno vasco anunció que habría una partida económica reforzada para la limpieza. Pero lo cierto es que ese refuerzo no ha llegado. Al contrario, las empresas privadas están realizando modificaciones horarias y aumentando la carga de trabajo.”