Osakidetza sigue sin ofrecer soluciones a la grave situación de la Sanidad Pública Vasca

El personal de la Sanidad pública vasca de Gipuzkoa ha salido a la huelga hoy, mostrando su hartazgo a la grave situación que vive Osakidetza, con falta de recursos y cargas de trabajo, sin que la dirección ofrezca soluciones, tanto para los trabajadores/as de la propia Osakidetza como para las contratas que trabajan de limpieza , restauración y transporte sanitario, que padecen también los servicios mínimos abusivos. La representante de UGT, Ana Vázquez, ha denunciado durante las concentraciones que se eleva a 3.300 los trabajadores/as infectados desde el inicio de la pandemia.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Comunicado conjunto

OSAKIDETZA SIGUE SIN OFRECER SOLUCIONES A LA GRAVE SITUACIÓN QUE VIVE NUESTRA SANIDAD PÚBLICA

Tal y como sucedió el jueves pasado en Araba, el personal ha mostrado de manera unánime su hartazgo y ha secundado masivamente la huelga convocada para hoy en Gipuzkoa.

En el día de hoy, la Atención Primaria y los Hospitales de Osakidetza de Gipuzkoa están viviendo una jornada de protestas y de huelga convocada por los sindicatos SATSE, ELA, SME, LAB, CCOO,  UGT, ESK, SAE, UTESE en todos los centros del territorio.

El seguimiento de la huelga, tal y como sucedió el pasado jueves en Araba, está siendo muy amplio, especialmente en la Atención Primaria. A las 11 de la mañana se han realizado concentraciones masivas en todos los centros gipuzkoanos, sirva como ejemplo de ello la concentración que se ha celebrado en el Hospital Donostia. La huelga se ha dejado notar en servicios como rayos, laboratorio, y quirófano de varios hospitales.

Tal y como sucedió en Araba, el seguimiento está siendo especialmente relevante en la Atención Primaria que, sin duda, demuestra así el desbordamiento sistemático que viene sufriendo y el hartazgo de la plantilla. Cabe destacar el masivo seguimiento que está teniendo la convocatoria entre el personal de las Áreas de Atención al Cliente de los centros de salud. Los paros han sido secundados de forma contundente también por el resto de categorías.

Y todo ello, a pesar de unos servicios mínimos totalmente abusivos. Estamos ante un nuevo intento de neutralizar, impedir y atacar el derecho a la huelga del colectivo.

Además de ello, queremos denunciar que a la hora de cifrar el seguimiento de la huelga, Osakidetza manipula los datos de manera que, en vez de señalar cuánta gente ha secundado la huelga de entre aquella que ha tenido la oportunidad de hacerlo, toma como base la plantilla total aún sabiendo que una parte muy importante de esa plantilla no puede secundar la huelga por ser servicio mínimo. Le exigimos que dé datos reales.

Los sindicatos convocantes queremos denunciar la alarmante situación que soporta la plantilla y cuyas consecuencias sufre la ciudadanía, situación que se agrava día a día debido a la evolución de la pandemia. Podemos decir alto y claro que, pasado el primer confinamiento, Osakidetza no ha puesto en marcha una adecuada planificación ni tampoco los necesarios refuerzos para hacer frente, con garantías, a los eventuales rebrotes del virus. Cabe recordar que, con carácter previo a la aparición del virus, ya existía una sobrecarga sistemática de trabajo.

Siendo esta la gravedad de la situación, y tras el éxito de las convocatorias de huelga realizadas, no existe ninguna interlocución por parte del Departamento de Salud con los sindicatos convocantes.

Tenemos conocimiento de algunas medidas por los medios de comunicación y, desde luego, tenemos que hacer un acto de fe con los datos que ofrece públicamente el Gobierno Vasco con respecto a las plantillas y otras cuestiones, puesto que, como ya es habitual, existe una absoluta opacidad y falta de información. Asimismo, no existe ninguna negociación sobre las reivindicaciones que hemos puesto encima de la mesa y no se ha planteado ni una sola medida tendente a dar solución a unos problemas estructurales que vienen de lejos.

Es urgente pasar de las palabras a los hechos y poner en marcha soluciones que garanticen el futuro de la sanidad pública y respeten a sus profesionales. Ya basta de mentiras, buenas palabras y manipulación. Queremos soluciones reales.

Le pasamos el testigo a Bizkaia: el 11 de noviembre habrá protestas en todos los centros de salud y hospitales de Araba y Gipuzkoa y el 12 de noviembre. ¡BIZKAIA A LA HUELGA!

OSAKIDETZAK ORAINDIK EZ DIO IRTENBIDERIK ESKAINI GURE OSASUN PUBLIKOAK BIZI DUEN EGOERA LARRIARI

Joan den ostegunean Araban gertatu zen bezala, langileek aho batez adierazi dute nazkatuta daudela eta Gipuzkoan gaurko deitutako grebarekin masiboki bat egin dute

Gaur, Gipuzkoako lehen mailako arretan eta Osakidetzako ospitaleetan protestak eta greba egiten ari dira SATSE, ELA, SME, LAB, CCOO, UGT, ESK, SAE, UTESE sindikatuek deituta, lurraldeko zentro guztietan.

Grebaren jarraipena, joan den ostegunean Araban gertatu zen bezala, oso zabala izaten ari da, batez ere Lehen Mailako Arretan. Goizeko 11etan kontzentrazio masiboak egin dira Gipuzkoako zentro guztietan, eta horren adibide garbia da Donostia Ospitalean egin den kontzentrazioa.

Greba, hainbat ospitaletako radiologian, laborategian eta kirofanoetan nabaritu da. Araban gertatu zen bezala, jarraipena bereziki garrantzitsua izaten ari da lehen mailako arretan, eta, zalantzarik gabe, horrek agerian uzten du jasaten ari den gainezkatze sistematikoa eta langileen nekea.

Nabarmentzekoa da osasun-zentroetako Bezeroaren Arretarako Guneetako langileen artean izaten ari den jarraipen masiboa. Gainerako kategoriek ere gogor jarraitu dituzte lanuzteak.

Eta hori guztia, gehiegizko zerbitzu minimo batzuekin. Izan ere, kolektiboaren greba-eskubidea neutralizatzeko, eragozteko eta erasotzeko ahalegin berri baten aurrean gaude. Horrez gain, salatu nahi dugu, grebaren jarraipena zenbatzeko orduan, Osakidetzak beti manipulatzen dituela datuak; eta, greba egiteko aukera izan dutenen artean zenbatek parte hartu duen adierazi beharrean, plantilla osoa hartzen duela oinarritzat, nahiz eta jakin plantilla horren zati handi batek ezin duela greba egin.

Deialdia egin dugun sindikatuok plantillaren egoera kezkagarria salatu nahi dugu.

Egoera hori egunetik egunera larriagotu egiten da pandemiaren bilakaeraren ondorioz eta horren ondorioak, langileek ezezik, herritarrek ere jasaten dituzte. Argi eta garbi esan dezakegu, lehen konfinamendua igaro ondoren, Osakidetzak ez duela plangintza egokirik martxan jarri, ezta birusaren balizko berragerraldiei bermeekin aurre egiteko beharrezko errefortzuak ere. Gogoratu behar da, birusa agertu aurretik, lan gainkarga sistematikoa zegoela Osakidetzan.

Egoera larria izanik, egindako greba-deialdiak arrakastatsuak izan ondoren, Osasun Sailak ez du inolako elkarrizketarik izan sindikatuokin. Neurri batzuen berri izan dugu komunikabideen bitartez, eta, zalantzarik gabe, fede-egintza bat egin behar dugu Eusko Jaurlaritzak plantillei eta beste gai batzuei buruz publikoki eskaintzen dituen datuekin; izan ere, ohikoa denez, erabateko iluntasuna eta informazio falta dago. Era berean, ez dago negoziaziorik mahai gainean jarri ditugun aldarrikapenen inguruan, eta ez da neurri bakar bat ere planteatu urrutitik datozen egiturazko arazoei irtenbidea emateko.

Premiazkoa da hitzetatik ekintzetara pasatzea eta osasun publikoaren etorkizuna  bermatuko duten eta profesionalak errespetatuko dituzten irtenbideak abian jartzea.

Nahikoa da gezurrez, hitz onez eta manipulazioez. Benetako konponbideak nahi ditugu.

Bizkaiari ematen diogu erreleboa: azaroaren 11an protestak izango dira Gipuzkoako eta Arabako osasun-zentro eta ospitale guztietan, eta azaroaren 12an BIZKAIA GREBARA!