Persiste la brecha de género en Euskadi, desde el inicio, desde el acceso al trabajo

El Secretario General de UGT-Euskadi ha presentado hoy, 6 de marzo, el informe de UGT-Euskadi sobre la Brecha de Género, que "va más allá de la brecha salarial, empieza en el acceso al empleo, con el tipo de contrato, el tipo de jornada, continúa en el desempleo y finaliza con la pensión, a pesar de que utilizamos todas las herramientas en nuestra acción sindical diaria para acabar con la brecha de género".
Print This Post
  
  
Email This Post   


Medio centenar de delegadas han participado en el encuentro que ha tenido lugar a primera hora de la mañana de hoy, en la sede de Bilbao, con motivo del 8 de marzo, Dia de la Mujer, que tiene lugar el domingo 8 de marzo.

UGT aborda este 8 de marzo desde la continuidad de la lucha sindical por la igualdad, “¿Y el 9 de marzo qué? ¡La lucha continúa!”, con un encuentro de delegadas, en el que intervendrán la Secretaria de Políticas Sociales de UGT-Euskadi, Esperanza Morales, y la presidenta del CES vasco-EGAB, Emilia Málaga, junto al Secretario General de UGT-Euskadi, Raúl Arza,  para después llevar a cabo una concentración en la plaza Moyúa, de Bilbao.

20200306_104709

En la asamblea de delegadas, Raúl Arza ha hecho hincapié en la continuidad de la lucha del 8 de marzo y del proceso de brecha de género que sufre la mujer a lo largo de su vida laboral, a las que es más difícil también sumar los 365 días de trabajo continuo que hace falta para acceder a la prestación de desempleo.

Complementan con RGI el salario y la pensión

“La brecha de género se deja ver en las personas que reciben ayudas en la RGI, tanto para completar su salario como su pensión, el 68,1% son mujeres las personas que complementan su salario y el 63,1% son también las mujeres que complementan su pensión en el País Vasco”.

De las 10.429 personas que perciben de la RGI complementos de trabajo, el 68.17% son mujeres (7.110). Aunque hay 600 personas menos que reciben el complemento, sube el número de mujeres que necesitan complementar su salario.

Entre las conclusiones del estudio llevado a cabo por UGT-Euskadi destaca que la  brecha salarial en Euskadi ha bajado de 24,43% a 23,57%, apenas  0,40 décimas, pero ha pasado del 6º al 8º lugar en el índice general por Comunidades autónomas.

“Es verdad que en el País Vasco  las mujeres y los hombres cobran los salarios más altos de toda España, pero la infravaloración de los trabajos de las mujeres también se produce en esta Comunidad Autónoma. Algo similar ocurre en Navarra donde los salarios para ambos sexos, son los terceros más altos detrás de País Vaco y Madrid. El caso de Asturias es distinto, la brecha es debida a los altos salarios de los hombres y los no tan altos salarios de las mujeres.

En cuanto al tipo de contrato, mientras el 77,25 % de las mujeres trabajan a jornada completa, la cifra aumenta hasta el 95,92 % en el caso de los hombres.

Entre los demandantes de empleo, el 45,56 (53.607) son mayores de 25 años y llevan más de un año en desempleo y  casi el  57% (32.811) son mujeres.

Solo el 7,17% de las pensiones más altas corresponden a mujeres

La brecha en las pensiones vascas. El 66,87% de las pensiones que cobran las mujeres vascas están por debajo de los 1.000 euros y en el caso de los hombres sólo el 27,34%. La pensión media acrecienta la diferencia hasta los 662,60 euros

De las pensiones más altas, los que cobran más de 2.000 euros, sólo la alcanzan el 7,17% de las mujeres (20.741 mujeres frente a 83.021 hombres).

El 65,53% de las mujeres  cobran pensiones por debajo de los 1.000 euros   (189.357 mujeres frente a 73.688 hombres). De hecho, entre los pensionistas que complementan su pensión, en total 13.425, el  63,1%% son mujeres (8.471).

Y un dato más, la brecha salarial para quienes permanecen en el empleo después de los 65 años distancia en un 52,38 % a hombres y mujeres. Mientras muchos hombres permanecen en el empleo después de los 65 años, en buena parte porque sus altos salarios se verán mermados cuando acceden a una pensión, hay mujeres que se ven obligadas a permanecer en el empleo para acceder a una pensión contributiva. Esa realidad provoca la elevadísima brecha salarial del 52,38 %, para las personas de más edad.

 

Raúl Arza ha señalado que el sindicato sigue trabajando con todos los recursos de que dispone de atajar dicha brecha de género, tanto en las empresas como en la sociedad y pelea por la desaparición de la violencia de género. “La lucha por la igualdad está en nuestro ADN, hablamos de corresponsabilidad y de erradicar la violencia de género”.

 

20200306_11542720200306_115407