UGT, contraria a cualquier liquidación del sector naval civil público

UGT está sorprendida por la forma en que se ha trasladado a la opinión pública las presuntas conclusiones de la Comisión Interministerial encargada de elaborar la respuesta del Gobierno español a la resolución del expediente notificado por la Comisión Europea en relación con las ayudas recibidas por Izar.
Print This Post
  
  
Email This Post   


La Comisión Ejecutiva Federal de Metal, Construcción y Afines de UGT (MCA-UGT), tras analizar la situación de Izar y las informaciones difundidas sobre su su futuro, ha adoptado la siguiente resolución:

UGT está sorprendida por la forma en que se ha trasladado a la opinión pública las presuntas conclusiones de la Comisión Interministerial encargada de elaborar la respuesta del Gobierno español a la resolución del expediente notificado por la Comisión Europea en relación con las ayudas recibidas por Izar.

Esta Federación recuerda tanto a la SEPI como al Gobierno el compromiso de ambos de que el plan de viabilidad que acompañará a dicha respuesta será consensuado con los sindicatos y las comunidades autónomas implicadas, previamente a su traslado a la Comisión Europea, y esta discusión y consenso aún no se ha producido. En este sentido, UGT reclama la convocatoria urgente de una reunión entre SEPI y los sindicatos que permita aclarar esta situación.

UGT considera que esta política de globos sonda no favorece el clima de entendimiento que debería presidir el diálogo entre los agentes sociales, la SEPI y el Gobierno para abordar un problema con el calado y las consecuencias sociales como el que representa la situación de Izar.

Por tanto, esta Federación no se da oficialmente por enterada de las posibles conclusiones de dicho plan y por ello sólo fijará una opinión sobre el contenido de estas conclusiones a partir del momento en que las mismas nos sean formalmente comunicadas, lo que requerirá una reunión específica para ello.

No obstante, del mismo modo que esta Federación consideró la fusión de Bazán y Astilleros Españoles como una apuesta de futuro por consolidar el sector naval público español, cualquier acción en sentido contrario supondría dar la espalda a un sector necesitado de respaldo político para solventar la encrucijada en que se encuentra. Comete un error quien considere que la solución para el sector naval público español pasa por reducir su capacidad, ya que los problemas de competitividad vienen dados por la competencia desleal de los astilleros coreanos y la desventaja competitiva que provoca el cambio euro-dólar, cuestiones ambas sobre las que la solución está en manos de la Comisión Europea.

Igualmente es un error considerar que el camino a seguir deba tener en cuenta exclusivamente las exigencias de la Comisión Europea en relación con la devolución las ayudas ilegales concedidas a Izar, y no contemple las necesidades de empleo exitentes en las zonas que puedan ser afectadas por esta crisis, así como la necesidad de generar alternativas industriales en zonas largamente castigas por procesos de destrucción industrial.

Esta Federación de UGT quiere reiterar que cualquier decisión del Gobierno que implique una apuesta por el futuro del sector naval público tiene que contemplar el mantenimiento de la actividad industrial y una solución socialmente asumible. En este sentido, contará con nuestra participación y apoyo comprometido en la búsqueda de soluciones constructivas, pero, por el contrario, estaremos enfrente de cualquier estrategia dirigida a la liquidación tanto de forma directa como encubierta del sector naval civil público.