UGT, dispuesto a negociar la viabilidad de Rotarex en Erletxes

Print This Post
  
  
Email This Post   


La Federación del Metal de UGT-Euskadi confirma el temor que manteníamos de que el Grupo Luxemburgués decidiera deslocalizar el centro de Galdakao. Esta noticia fue dada a conocer a UGT y trabajadores en la reunión mantenida en la planta de Erletxes en el día de hoy.

El grupo, para no dar la cara, ha contratado los servicios de un gabinete barcelonés para la presentación de un procedimiento concursal voluntario que tramitará ante el juzgado la próxima semana.

El objeto del procedimiento concursal voluntario es el cierre de la única planta que el grupo mantiene en nuestro país y que da empleo a 37 trabajadores directos.

UGT ha transmitido al grupo que está dispuesta a negociar la viabilidad del centro de Erletxes a través de alternativas que no contemplen el cierre definitivo, pues el grupo ha incumplido su propio plan de viabilidad de hace solo un año cuando puso sobre la mesa una serie de medidas que daban como resultado que la planta acabaría 2007 con ganancias de más de 171.000 euros. Los letrados del grupo han contestado a esta Federación que trasladarán a Luxemburgo dicha propuesta, pero que al día de hoy el mandato que tienen es de cierre total de la planta de Galdakao.

Pues no solo el grupo ha ordenado al centro de Galdakao no cumplir su propio plan, sino que le ha obligado a hacer todo lo contrario y seguir realizando actividades que ya hace un año calificaba como no rentables para la sociedad ya que iban a comportar importantes pérdidas.

UGT entiende que esta forma de proceder es la de que hace tiempo el grupo ya tenía decidido esta medida de cierre y se han estado suministrando a clientes productos que el propio grupo calificaba como no rentables en su plan de viabilidad, pero necesarios para unos clientes determinados y que daban pérdidas a la planta de Erletxes, pero que cumplían otros objetivos para el grupo, prestándoles unos servicios para seguir manteniéndoles como clientes del grupo a futuro una vez cerrada la planta de Galdakao.

Mucho nos tememos que si consiguen cerrar esta planta, a continuación contemplen la apertura de una comercializadora que distribuya los productos realizados en otros países donde el grupo mantiene plantas activas, por lo que estamos haciendo las gestiones necesarias para recabar una reunión con las Instituciones para que medien en la negociación de un plan de viabilidad para la planta y no sea una deslocalización más de la que sufrimos los trabajadores de este país.