“No podemos renunciar al IPC como referente para actualizar los salarios”

En el análisis de los datos advierte que a pesar de que vestido y calzado han bajado en un 14,5 por las rebajas, el IPC ha subido en tres décimas hasta situarse en el País Vasco en el 3,1%, debido a la vivienda y fundamentalmente al recibo de la luz, que ha subido su tasa más de dos puntos, hasta alcanzar el valor más alto desde setiembre de 2008. Otra subida importante se ha dado en alimentación, que sube casi un 1%, dos décimas por encima del mes anterior.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Ante una subida importante en los precios de bienes como vivienda y alimentación, en el mes de enero, que han hecho subir el IPC interanual en 3 décimas, a pesar del efecto de las rebajas en esta época del año, Maribel Ballesteros, Secretaria de Acción Sindical de UGT-Euskadi, afirma que “esto demuestra que no podemos renunciar al IPC como referente a la hora de actualizar los salarios”.

En el análisis de los datos advierte que a pesar de que vestido y calzado han bajado en un 14,5 por las rebajas, el IPC ha subido en tres décimas hasta situarse en el País Vasco en el 3,1%, debido a la vivienda y fundamentalmente al recibo de la luz, que ha subido su tasa más de dos puntos, hasta alcanzar el valor más alto desde setiembre de 2008. Otra subida importante se ha dado en alimentación, que sube casi un 1%, dos décimas por encima del mes anterior.

Maribel Ballesteros afirma que “no podemos entrar en un discurso demagogo culpabilizando a los salarios, en un momento de crisis, cuando en épocas de bonanza la patronal no ha querido hablar de salarios y productividad. Lo único que conduce esta situación es a justificar la no subida o la congelación, que sólo nos conduciría a un empobrecimiento de los salarios de los trabajadores”.

La representante de UGT-Euskadi advierte además que hay que tener en cuenta que nuestro país tiene una buena parte de empresas muy pequeñas, que dependen de convenios sectoriales, en los que sería muy complicado intentar aunar criterios sobre productividad.