Ante el accidente laboral mortal en Antzuola exigimos que se efectúen controles preventivos más exhaustivos en las obras públicas

En el siniestro que ha tenido lugar en las obras de la autovía Beasain-Durango, proyecto que promueve la Diputación de Gipuzkoa, ha fallecido un trabajador de 33 años de la empresa Excavaciones Aballa al caer su vehículo por un terraplén de unos 10 metros, por causas que aún se desconocen.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Tras el accidente laboral mortal ocurrido hoy a primera hora de la mañana en la zona de obras del alto de Descarga, en el municipio de Antzuola, UGT-Euskadi reclama a la Administración que endurezca las inspecciones que realiza sobre las medidas de seguridad que se adoptan en las obras públicas ya que estas deben servir de ejemplo para el resto de obras del sector. El sindicato recuerda que se trata de un sector en el que a menudo se recurre a abusivas jornadas de trabajo y donde el control preventivo de la maquinaria no es suficiente.

En el siniestro que ha tenido lugar en las obras de la autovía Beasain-Durango, proyecto que promueve la Diputación de Gipuzkoa, ha fallecido un trabajador de 33 años de la empresa Excavaciones Aballa al caer su vehículo por un terraplén de unos 10 metros, por causas que aún se desconocen.

Ante este nuevo accidente, el sexto en lo que va de mes en Euskadi, el sindicato exige que se investiguen minuciosamente las causas del siniestro y que se depuren responsabilidades en el caso de que las hubiera.

Esperanza Morales, Secretaria de Salud Laboral de UGT-Euskadi, recuerda que en lo que llevamos de año se han producido ya 26 accidentes laborales mortales y advierte de que a pesar de la crisis que azota a nuestra Comunidad Autónoma con una importante perdida de empleo, la salud y seguridad de los trabajadores vascos debe continuar siendo prioritaria para la Administración y los empresarios.

Impactos: 63