En una concentración ante el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, UGT y CCOO exigimos la retirada del proyecto de Ley para la reforma de la Administración Local

Con una concentración ante el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, esta mañana, UGT y CCOO hemos exigido la retirada del proyecto de la denominada {Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local}, que va a suponer la supresión de servicios a la ciudadanía y empleos. A la vez, abogamos por la viabilidad financiera municipal y por defender y mejorar el empleo y los servicios públicos a través de la negociación.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Jueves, 12 de diciembre de 2013

Con una concentración ante el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, esta mañana, UGT y CCOO hemos exigido la retirada del proyecto de la denominada {Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local}, que va a suponer la supresión de servicios a la ciudadanía y empleos. A la vez, abogamos por la viabilidad financiera municipal y por defender y mejorar el empleo y los servicios públicos a través de la negociación.

Como se ha reiterado en diversos comunicados de prensa consideramos que este proyecto de ley no es sólo un atentado a la autonomía municipal consagrada en el Artículo 140 de la Constitución, es también un ataque al modelo sindical y a la ciudadanía, que será la principal afectada con esta reforma, sufriendo la pérdida de servicios que actualmente tienen. Tanto UGT como CCOO temen que la aplicación de esta Ley sólo será factible por la vía de nuevos recortes en recursos, servicios y empleo público.

CCOO y UGT rechazamos la reforma que intenta poner en marcha el Gobierno porque es centralizadora e invasora de competencias autonómicas e incumple la Carta Europea de la Autonomía Local ratificada por España en 1988, una autonomía local que es la base de la arquitectura de cualquier democracia.

El Ejecutivo de Rajoy justifica esta actuación con la Carta Europea por una pretendida eficiencia económica en la búsqueda de la reducción del déficit público, que UGT y CCOO consideran más que dudosa, ya que la deuda de los ayuntamientos apenas supone un 4% de la deuda de las administraciones públicas, y de ese porcentaje la mayor parte recae en un número muy limitado de grandes municipios.

Estamos ante un capítulo importante de los recortes a las administraciones públicas, en beneficio de los intereses económicos privados.

El Proyecto de Ley de reforma de la Administración Local cuestiona la posibilidad de que los municipios continúen realizando actividades complementarias de las propias de otras administraciones, y que afectarán a servicios municipales de amplia demanda social en materias tan dispares como medio ambiente, infancia, juventud, inmigración, mujer, cultura-teatro, tercera edad- centros de día-residencias, ayuda domiciliaria, desarrollo económico, protección discapacitados -centro especiales de empleo, vivienda, euskera -euskaltegis, escuelas infantiles, escuelas de música-banda municipal-conservatorio, etc. Además de transferir a las Comunidades Autónomas competencias en servicios sociales, educación y sanidad que los Ayuntamientos vascos desarrollan satisfactoriamente en la actualidad.

Por lo anterior, UGT y CCOO exigimos la retirada del proyecto de ley y abogamos por mejorar la viabilidad financiera municipal, a través de la negociación y participación, defendiendo y mejorando el empleo y los servicios públicos.