UGT advierte de los efectos de la subida del IPC en Euskadi sobre los trabajadores/as vascos

Euskadi sigue en cabeza de las comunidades más inflacionistas con un índice anual del 0,6, junto a Cantabria (0,8). Las previsiones para cerrar el año en diciembre no son buenas en un mes que suele ser inflacionista, con la subida de precios, fundamentalmente en alimentación, debido al periodo navideño.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Viernes, 13 de diciembre de 2013

Euskadi sigue en cabeza de las comunidades más inflacionistas con un índice anual del 0,6, junto a Cantabria (0,8). Las previsiones para cerrar el año en diciembre no son buenas en un mes que suele ser inflacionista, con la subida de precios, fundamentalmente en alimentación, debido al periodo navideño.

Esta subida de precios está siendo soportada por los trabajadores, que sufren disminuciones salariales o se ven en el desempleo, mientras crecen los beneficios empresariales.

Nuestra Comunidad experimenta subidas en grupos como Medicina (9,1) y Enseñanza (2,5) los grupos más inflacionistas, que curiosamente en el Estado no han tenido variación, Medicina (-0,002) y Enseñanza (0,000). También hay una diferencia importante en el grupo de Alimentos y bebidas no alcohólicas, que en Euskadi ha subido en el índice anual prácticamente un punto (0,9), mientras en el Estado disminuyen (-0,06).

Maribel Ballesteros, Secretaria de Acción sindical de UGT-Euskadi, advierte sobre la situación que a enero nos podemos encontrar si se insiste en las políticas económicas de austeridad y reducción de gastos que están llevando a cabo los Gobiernos, que profundizan en una situación de ajustes salariales y despidos. “Mientras no se apueste por políticas expansivas y de estímulos a la inversión, seguiremos sin crear empleo y dejando a los trabajadores/as en una situación de absoluto empobrecimiento”.

“Segunda vuelta de tuerca de la reforma laboral”

Maribel Ballesteros recuerda también que todo esto se produce ante la perspectiva de un año, el 2014, en el que una buena parte de empresas notificaron ya a sus trabajadores que mantenían sus condiciones laborales actuales hasta enero.

“Se trata de una vuelta de tuerca más en las condiciones económicas y laborales de trabajadores/as -afirma- a los que recordamos que disponen de una de las herramientas más importantes en estos momentos, la afiliación al sindicato, para reclamar y demandar sus derechos, ante cualquier modificación que puedan sufrir en sus condiciones laborales”.