UGT denuncia confusión y desinformación del Gobierno vasco a las personas solicitantes de ayudas a la conciliación

UGT- Euskadi denuncia la confusión y la desinformación con el que se están encontrando las personas que cumplen los requisitos para acceder a las ayudas de conciliación en el Gobierno vasco. En unos casos se les dice que presenten la solicitud para cobrar el año que viene, mientras que en otros se les aconseja no presentar nada en estos momentos.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Lunes, 15 de setiembre de 2014

UGT- Euskadi denuncia la confusión y la desinformación con el que se están encontrando las personas que cumplen los requisitos para acceder a las ayudas de conciliación en el Gobierno vasco. En unos casos se les dice que presenten la solicitud para cobrar el año que viene, mientras que en otros se les aconseja no presentar nada en estos momentos.

El Departamento para la Igualdad de UGT- Euskadi advierte que “a esta ceremonia de la confusión contribuyen también las declaraciones de distintos responsables del Gobierno Vasco que hablan de un posible cambio de modelo, pero sin aclarar cuál es el procedimiento que dicho gobierno va a utilizar aquí y ahora con las personas que cumplen los requisitos para solicitar una ayuda”. El agotamiento del crédito presupuestario no es excusa para la desinformación

El Boletín Oficial del País Vasco publicó, el pasado 1de Septiembre, el agotamiento del crédito presupuestario consignado para ayudas a la conciliación en el año 2014. Posteriormente se ha conocido que dicho crédito no sólo se ha agotado, sino que además, al haber tenido que atender parte de las solicitudes del año 2013 -cuando también se agotó la partida-, este ejercicio sólo podrán cobrar quienes hayan presentado su solicitud antes del 28 de febrero.

UGT-Euskadi denuncia, una vez más, no sólo la insuficiencia de las cantidades presupuestadas, sino que los recortes en gasto social -la partida para este año ha sido algo más de la mitad que la presupuestada para 2012- perjudican sobre todo a las mujeres, que son quienes se acogen mayoritariamente a estas ayudas.

Este sindicato ya ha reivindicado que, de una vez por todas, se abra en Euskadi un debate serio sobre políticas de conciliación. Si de verdad el Gobierno Vasco quiere abordar con seriedad este tema, debería abrir ya el Diálogo Social prometido y situar esta materia como uno de sus ejes centrales.

“El Gobierno Vasco tiene que consignar más fondos para atender todas las solicitudes, -defiende UGT- pero no es menos evidente que el problema presupuestario esconde la falta de verdaderas políticas de conciliación. Las ayudas a la conciliación, tal y como están diseñadas, son prestaciones económicas directas que, por una parte, no son derecho subjetivo -lo que significa que si se acaba el dinero presupuestado, en principio no hay derecho a la ayuda- y, por otra, están lejos de ser la solución óptima para propiciar una verdadera conciliación que, no olvidemos, es condición necesaria -aunque no suficiente- para alcanzar la igualdad”.