UGT denuncia planes caducos de emergencias y evaluación de riesgos en el parking Artium de la empresa Tuvisa, en Vitoria-Gasteiz

La Federación de Servicios para la Movilidad SMC de UGT-Euskadi ha denunciado ante la Inspección de trabajo la inexistencia de un plan de emergencias y una evaluación de riesgos actualizadas en el parking Artium, que gestiona la empresa Tuvisa, en Vitoria-Gasteiz, dado que el último plan de emergencias no se ha modificado desde el año 2002 y la evaluación de riesgos data de hace una década (2004).
Print This Post
  
  
Email This Post   


Miércoles, 12 de noviembre de 2014

La Federación de Servicios para la Movilidad SMC de UGT-Euskadi ha denunciado ante la Inspección de trabajo la inexistencia de un plan de emergencias y una evaluación de riesgos actualizadas en el parking Artium, que gestiona la empresa Tuvisa, en Vitoria-Gasteiz, dado que el último plan de emergencias no se ha modificado desde el año 2002 y la evaluación de riesgos data de hace una década (2004).

Tras reunirse hasta en dos ocasiones con la gerente de la empresa, que hizo caso omiso de la petición del sindicato, UGT ha denunciado ante la Inspección de Trabajo la situación, que tras hacer evaluación ha dado plazo de tres meses para que Tuvisa lleve a cabo una nueva evaluación de riesgos laborales en todos los puestos de trabajo, no sólo del vigilante-cobrador. Además, anualmente, la empresas deberá llevar a cabo una planificación de la acción preventiva y, entre otras cuestiones, deberá realizar un nuevo plan de emergencias del parking.

La evaluación de riesgos era del año 2004 y llevado a cabo por un servicio de prevención ajeno, cuando desde el año 2005 Tuvisa está adherido al servicio de prevención mancomunado del Ayuntamiento de Vitoria. En la nueva valoración se le indica que debe incluir una evaluación del ruido, temperatura y condiciones de iluminación y aire.

Con este informe de Inspección de Trabajo, UGT espera que la empresa subsane estas graves deficiencias, que ponen en peligro la seguridad de los usuarios y los propios trabajadores.