MCA-UGT apuesta por mantener la mesa negociadora del Metal de Alava y no descarta reeditar el convenio de eficacia limitada

Ante los continuos aplazamientos de la mesa negociadora del Metal de Alava, la Federación MCA- UGT Euskadi, muestra su preocupación por la reciente sentencia del Tribunal Supremo, que mantiene el marco regulatorio de referencia para los trabajadores en activo, de manera individual, vinculada al contrato de trabajo, por lo que puede provocar discriminación para los trabajadores de nueva contratación: "Hacer trabajadores de 1º y de 2º categoría". Por ello, UGT está dispuesto a reeditar el convenio de eficacia limitada.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Viernes, 16 de enero 2015

Ante los continuos aplazamientos de la mesa negociadora del Metal de Alava, la Federación MCA- UGT Euskadi, muestra su preocupación por la reciente sentencia del Tribunal Supremo, que mantiene el marco regulatorio de referencia para los trabajadores en activo, de manera individual, vinculada al contrato de trabajo, por lo que puede provocar discriminación para los trabajadores de nueva contratación: “Hacer trabajadores de 1º y de 2º categoría”. Por ello, UGT está dispuesto a reeditar el convenio de eficacia limitada.

MCA-UGT realizará en los próximos días una consulta con sus delegados/as y afiliados/as alavesas, con el fin de valorar la posibilidad de seguir firmando convenios de eficacia limitada, ante la actitud del resto de los sindicatos en la mesa negociadora.

Joserra Manso, responsable de UGT en las mesas del Metal de Euskadi, recuerda que los últimos convenios de Alava fueron también de eficacia limitada y desde que venciera la vigencia del último (2007-2010), cerca de 30.000 metalúrgicos alaveses tienen congelados sus salarios.

Las negociaciones estuvieron tiempo bloqueadas, hasta que UGT convocó las mesas de negociación del Metal de los tres territorios, en mayo del año pasado, a través del PRECO. Este sindicato valoró positivamente el esfuerzo de todos los sindicatos y de la patronal alavesa por acudir a la reanudación de las mesas, pero ahora se constata una clara falta de voluntad de llegar a acuerdos.