En un primer encuentro, UGT- Euskadi exige a Angel Toña dar mayor impulso a las políticas que fomenten la lucha contra el desempleo y el empleo de calidad

Durante el primer encuentro que UGT ha mantenido, esta tarde. con el nuevo consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco, Angel Toña, los representantes del sindicato han insistido en que el Diálogo Social es la mejor herramienta para dignificar las relaciones laborales y ha exigido al consejero dar un mayor impulso al mismo y, en concreto, de las políticas que fomenten la lucha contra el desempleo y el empleo de calidad.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Lunes, 23 febrero de 2015

Durante el primer encuentro que UGT ha mantenido, esta tarde. con el nuevo consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco, Angel Toña, los representantes del sindicato han insistido en que el Diálogo Social es la mejor herramienta para dignificar las relaciones laborales y ha exigido al consejero dar un mayor impulso al mismo y, en concreto, de las políticas que fomenten la lucha contra el desempleo y el empleo de calidad.

Para UGT es urgente que el consejero transforme Lanbide en un verdadero servicio de empleo, es decir, que priorice la orientación, la formación y la intermediación laboral. Y eso pasa, en primer lugar, por dar estabilidad a la plantilla de Lanbide y negociar la relación de puestos de trabajo (RPT), acabando con la imposición del anterior consejero.

Mediar en la negociación colectiva

UGT-Euskadi ha pedido a Toña que, dada su condición y experiencia como mediador, juegue un papel determinante para terminar con el bloqueo de la negociación colectiva, ya que está teniendo consecuencias muy graves para casi 300.000 trabajadores/as vascos, que tienen pendiente de negociar su convenio o bien ha decaído.

En cuanto a la Estrategia Vasca de Seguridad y Salud Laboral 2015-2020, el sindicato le insta a que aborde un mayor control por parte de la Inspección de Trabajo, dotando a ésta de más medios humanos y materiales, ya que todavía durante el 2014 se produjeron más de 24.000 accidentes, lo que significa que en una jornada laboral acontecen más de 100 accidentes en Euskadi.