Los 5.934 parados menos en Euskadi no esconden la realidad de nuestra sociedad, cada vez más empobrecida

Los cerca de 6.000 parados menos en Euskadi, según del paro registrado del mes de mayo, no pueden esconder la realidad de nuestro mercado laboral, con salarios cada vez más bajos y contratos precarios, ni el de encuestas recientes, de distintos organismos, que coinciden en que nuestra sociedad está cada vez más empobrecida, manifiesta Felipe García, responsable de Formación y Empleo de UGT-Euskadi, quien denuncia que "los bajos salarios y contratos cada vez más temporales y precarios no pueden ser la base de ninguna recuperación económica".
Print This Post
  
  
Email This Post   


Martes, 2 de junio de 2015

Los cerca de 6.000 parados menos en Euskadi, según del paro registrado del mes de mayo, no pueden esconder la realidad de nuestro mercado laboral, con salarios cada vez más bajos y contratos precarios, ni el de encuestas recientes, de distintos organismos, que coinciden en que nuestra sociedad está cada vez más empobrecida, manifiesta Felipe García, responsable de Formación y Empleo de UGT-Euskadi, quien denuncia que “los bajos salarios y contratos cada vez más temporales y precarios no pueden ser la base de ninguna recuperación económica”.

UGT insiste en que Euskadi necesita empleo estable y salarios dignos, porque la imposición de las medidas de la reforma laboral está dividiendo a la sociedad y la brecha salarial y de condiciones de trabajo “es una bomba de relojería”.

“Valoramos el descenso de número de desempleados -afirma Felipe García-. pero las familias cada vez disponen de menos recursos. La pobreza social, los bajos salarios, el descenso del consumo, la situación difícil de miles de familias nos pone por delante un futuro nada alentador. Es necesario un giro de las políticas en materia de empleo, de lo contrario corremos serio riesgo de consolidar enormes bolsas de desempleo”.

Por tanto, UGT-Euskadi exige a las patronales respeto a la negociación colectiva como mejor herramienta de mejora salarial y derechos laborales. Y, al Gobierno vasco la puesta en marcha de normas que avalen el empleo de calidad y fortalecer la cobertura social, ya que el 59% de los desempleados no cobra prestaciones.

“No vale sólo con reducir las estadísticas. Es necesario centrarse en cómo se reduce y a consecuencia de qué. Los contratos realizados en el último mes han sido en un 94% de carácter temporal, los contratos indefinidos han bajado en Euskadi en un -1.02% con respecto al mes anterior, se han firmado un +16,61% de contratos temporales que el mes anterior. Este es el tipo de empleo sobre el que se basa la mal llamada recuperación”.

UGT-Euskadi alerta de que tener empleo ya no es garantía de calidad de vida, se hace necesario dignificar el empleo, en todos sus aspectos, salariales, seguridad, etc., De no hacerlo se estará condenando a la sociedad a vivir en condiciones económicas no vistas en una sociedad como la vasca.