UGT denuncia que la Autoridad Portuaria de Pasaia ha desviado tráfico portuario al de Bilbao, sin razón alguna, poniendo en peligro el futuro de los trabajadores gipuzkoanos

El responsable de UGT, José Antonio Olaizola, considera una sinrazón que, en el actual momento de crisis que vive el sector, la Autoridad Portuaria decida de manera irresponsable, que ciertos tráficos de mercancías no entren al puerto de Pasaia, algo que no ocurre en ningún otro puerto del Estado. UGT descarta que se traten de motivos económicos, dado que el puerto de Pasaia tiene precios muy competitivos y una altísima productividad. Todo ello hace sospechar a los responsables del sindicato que se trate de motivos políticos, desviando toda la actividad al puerto de Bilbao, donde casualmente las Autoridades Portuarias también están presididas por nombramientos del PNV.
Print This Post
  
  
Email This Post   


El sector portuario de UGT en Pasaia denuncia que, esta misma semana, la Autoridad Portuaria no ha permitido la entrada al puerto a un buque de 180 metros de eslora, con una carga de 12.000 toneladas de chatarra, sin motivo que lo justifique. Esta decisión advierten los responsables de UGT puede suponer graves consecuencias en un futuro para los trabajadores del puerto, ya que se está invitando a las empresas a llevar sus mercancías a otros puertos. En esta ocasión, la mercancía del buque estaba destinada al cliente Arcelor, que anualmente en el puerto de Pasaia, mueve en torno al 60% del tráfico portuario, es decir, unas 2.500.000 toneladas.

El responsable de UGT, José Antonio Olaizola, considera una sinrazón que, en el actual momento de crisis que vive el sector, la Autoridad Portuaria decida de manera irresponsable, que ciertos tráficos de mercancías no entren al puerto de Pasaia, algo que no ocurre en ningún otro puerto del Estado. UGT descarta que se traten de motivos económicos, dado que el puerto de Pasaia tiene precios muy competitivos y una altísima productividad. Todo ello hace sospechar a los responsables del sindicato que se trate de motivos políticos, desviando toda la actividad al puerto de Bilbao, donde casualmente las Autoridades Portuarias también están presididas por nombramientos del PNV.

Ante esta situación UGT exige a la Autoridad Portuaria de Pasaia que justifique a los trabajadores del puerto dichas decisiones que tan solo parecen tener un objetivo, aplicar una política de hechos consumados para que el Puerto de Bilbao absorba al de Pasaia. Para los responsables del sindicato esta mala gestión portuaria, debe tener consecuencias inmediatas, ya que se está abocando al puerto a un declive y a su muerte lenta, mientras los trabajadores luchan, día a día, para conseguir un mayor tráfico portuario que permitan mantener los puestos de trabajo y unas condiciones laborales dignas.

Por otro parte, José Antonio Olaizola quiere recordar que este hecho no es algo puntual sino que responde a una estrategia premeditada ya que la Autoridad Portuaria ha decidido no apostar por el puerto exterior, dejando aparcado el proyecto de manera indefinida. El responsable de UGT advierte que todos los agentes económicos y sociales coinciden en la necesidad de priorizar y sacar más provecho a las instalaciones actuales, mejorando las infraestructuras y la explotación de todo el puerto.

Por todo ello UGT no entiende la actitud de la Autoridad Portuaria de Pasaia que parece haber renunciado a defender los intereses del puerto, a las empresas y los trabajadores del mismo, que sin duda son claves para la infraestructura del territorio gipuzkoano. El sindicato insta a la institución portuaria a que adquiera el compromiso de defender los intereses del puerto de Pasaia y si no que renuncien a sus cargos para que otros lo hagan de una manera más eficiente.