Raúl Arza denuncia un mercado laboral vasco cada vez más precario, menos seguro y con menor protección social, en la Jornada Mundial por el Trabajo Decente

El Secretario General de UGT-Euskadi, Raúl Arza, denuncia un mercado laboral vasco que camina hacia el empleo "in-decente" cada vez más precario , menos seguro y con menor protección social durante la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que se ha desarrollado hoy, con una concentración de protesta en Bilbao, en la plaza Circular (frente al BBVA), con el lema "Stop a la Avaricia empresarial. Precariedad y bajos salarios es igual a más desigualdad y más pobreza”.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Miércoles, 7 de octubre de 2015

El Secretario General de UGT-Euskadi, Raúl Arza, denuncia un mercado laboral vasco que camina hacia el empleo “in-decente” cada vez más precario , menos seguro y con menor protección social durante la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que se ha desarrollado hoy, con una concentración de protesta en Bilbao, en la plaza Circular (frente al BBVA), con el lema “Stop a la Avaricia empresarial. Precariedad y bajos salarios es igual a más desigualdad y más pobreza”.

Se trata de una movilización mundial que organiza la Confederación Sindical Internacional (CSI) y se ha realizado de forma conjunta UGT y CCOO, en las distintas comunidades autónomas del Estado.

Raúl Arza ha denunciado que hoy, en Euskadi, estamos viviendo un mercado laboral cada vez más precario, de los contratos registrados en Lanbide, 93% son temporales y de ellos el 40% son a tiempo parcial , con un número muy importante que duran menos de un mes. “No llegan al 3% los contratos indefinidos a tiempo completo -destaca- de los 540.000 realizados entre enero y agosto de este año”

“Esta situación nos lleva a que cada día sea más difícil para los trabajadores/as tener el tiempo necesario cotizado para acceder a una prestación por desempleo, -advierte- Sólo el 43% de los desempleados vascos cobra algún tipo de prestación, ha bajado casi 13 puntos con respecto a noviembre del 2011. Además, sólo 1 de cada 4 trabajadores/as cobra prestaciones contributivas”.

Raúl Arza advierte que “Nos encontramos ante una sociedad con mayor desigualdad y con menor protección” y señala que el 70% son parados de larga duración y más del 50% llevan más de dos años”.

Por último, ha destacado que “el trabajo es cada vez menos seguro y prueba de ello es que los accidentes laborales graves han aumentado entre enero y agosto de este año, 118, con respecto a los 101 registrados el año pasado.

Las reformas laborales han institucionalizado la precariedad

“La precariedad y los bajos salarios crean cada vez más desigualdad y mayor pobreza”, mantiene el Secretario General de UGT-Euskadi, quien ha hecho un llamamiento a los Gobiernos para situar a las personas en el centro de las políticas, con la creación de empleo con derechos y salarios dignos.

Ha asegurado que es necesario que se deroguen las reformas laborales que han institucionalizado la precariedad de las relaciones laborales, fortalecer el sistema de prestaciones y reformar y reforzar las políticas activas.

“Es necesario mejorar nuestro estado de bienestar, cuyos pilares básicos son la educación, la sanidad y la protección social”, ha concluido Raúl Arza.

Dos tercios de los trabajadores del mundo no tienen trabajo decente

​Con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, convocada por la Confederación Sindical Internacional (CSI), la Organización Mundial del Trabajo (OIT) ha publicado un informe que contiene datos demoledores:

-Dos mil millones de personas, dos tercios de los que trabajan en el mundo, lo hacen sin contrato y sin derechos, o sufren discriminación, o reciben una remuneración muy por debajo de sus capacidades, o están sobreexpuestos a accidentes o enfermedades laborales, o carecen de protección social, o padecen todas esas deficiencias a la vez.

-El 80% de la población mundial no tiene una cobertura adecuada de seguridad social y más del 50% carece por completo de dicha cobertura. Es decir, no tiene asegurada ningún tipo de protección en caso de desempleo, enfermedad, discapacidad, vejez o maternidad.

-Más de doscientos millones ni siquiera tienen trabajo, de ellos 74 millones de jóvenes lo buscan y no lo encuentran. Mientras todos esos millones de jóvenes y adultos buscan un trabajo sin encontrarlo, casi otros tantos niños son explotados laboralmente en minas, campos, casas, calles y talleres, ya que 168 millones de niñas y niños se encuentran atrapados en el trabajo infantil perdiendo su vida, su salud y su futuro. Además 21 millones de personas son explotadas en condiciones de trabajo forzoso.

-Además, en la última década – globalmente- los ingresos laborales han crecido, sobre todo en los países emergentes, y el número de trabajadores con cobertura legal de pensiones ha aumentado también; aunque la crisis amenaza con hacerlos retroceder.