UGT denuncia el ‘paripé’ del Gobierno vasco y su indefinición en la información dada a los sindicatos, en la mesa de la función pública vasca

Representantes de UGT -Euskadi denuncian que el Gobierno vasco sigue haciendo el 'paripé en la mesa de la función pública vasca, y "pasa" de los sindicatos al haber informado esta mañana de su intención de subir un 1% el salario de los empleados públicos y recuperar las 1.592 horas la jornada laboral para 2016, "en una indefinición total, ya que según nos han dicho lo planteado dependerá de lo que decida el consejo de Administración el martes y los presupuestos que apruebe el Parlamento Vasco", advierte Arantza Agote, Secretaria General de la Federación de Servicios Públicos de UGT Euskadi.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Viernes, 23 de octubre de 2015

Representantes de UGT -Euskadi denuncian que el Gobierno vasco sigue haciendo el ‘paripé en la mesa de la función pública vasca, y “pasa” de los sindicatos al haber informado esta mañana de su intención de subir un 1% el salario de los empleados públicos y recuperar las 1.592 horas la jornada laboral para 2016, “en una indefinición total, ya que según nos han dicho lo planteado dependerá de lo que decida el consejo de Administración el martes y los presupuestos que apruebe el Parlamento Vasco”, advierte Arantza Agote, Secretaria General de la Federación de Servicios Públicos de UGT Euskadi.

“Seguimos denunciando -afirma- la dinámica de la mesa general, donde la administración cubre el expediente informando, pero niega una negociación real en la mesa general, que simplemente la utiliza para informar de las decisiones del Gobierno”.

UGT ha vuelto a reclamar la regularización de la paga del 2012 -al igual que lo han hecho ya Diputaciones y Ayuntamientos vascos-, la recuperación del poder adquisitivo perdido en los últimos años, así como la recuperación de las aportaciones a Itzarri. También han exigido recuperar los días libres denominados “canosos”, los complementos por bajas de enfermedad hasta el 100% y, entre otros, la garantía de no privatizar servicios públicos, implantando un sistema de reversión de los ya privatizados.

Los representantes de UGT advierten que no van a tolerar el ninguneo que hasta ahora los sindicatos estamos sufriendo por parte del Gobierno vasco, que cumple a rajatabla los recortes de Rajoy, pero incumple las devoluciones decretadas por el Gobierno Central.