Preocupante bajada de cotizantes a la Seguridad Social en Euskadi

Maribel Ballesteros, Secretaria de Acción Sindical de UGT-Euskadi denuncia la importante subida de parados en Euskadi, con una contratación que sigue por encima del 92% en temporalidad, pero lo más preocupante para este Sindicato es la bajada del número de afiliados a la Seguridad Social, en más de 10.000 personas, por encima de los 4.775 desempleados más registrados este mes de enero.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Martes, 2 febrero de 2016

Maribel Ballesteros, Secretaria de Acción Sindical de UGT-Euskadi denuncia la importante subida de parados en Euskadi, con una contratación que sigue por encima del 92% en temporalidad, pero lo más preocupante para este Sindicato es la bajada del número de afiliados a la Seguridad Social, en más de 10.000 personas, por encima de los 4.775 desempleados más registrados este mes de enero.

“La contratación temporal ha llegado a un punto en el que los ciudadanos no generan derecho a desempleo y bajan de forma constante las personas que, cuando acaban su contrato, no tienen derecho a prestación. La bajada de cotizantes se produce precisamente en un momento en que es más necesario que nunca que aumenten el presupuesto de la Seguridad Social para garantizar el futuro de nuestras pensiones”.

La representantes de UGT-Euskadi denuncia el descenso de desempleados/as vascos que cobran algún tipo de prestación contributiva o subsidio de desempleo. “El dato dado a conocer hoy, de diciembre de 2015, confirma esta carencia. Tan sólo 58.405 cobran algún tipo de prestación o subsidio de desempleo, no llegan al 38% de los parados que hay en Euskadi, que hoy se cifran en 154.792”.

Durante el mes de enero se han llevado a cabo 67.399 contratos -ha descendido en 7.422 con respecto al me anterior-, pero sigue muy alta la temporalidad, por encima del 92% , un total de 62.181 contratos realizados, según los datos del propio Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

“Temporalidad, rotación, precariedad y contratos de jornadas reducidas, esto es lo que nos ha dejado la reforma laboral y la crisis en el mercado laboral, cuestión que se debe corregir con políticas que generen estabilidad y recuperen los derechos de los trabajadores y trabajadoras”, afirma Maribel Ballesteros, quien asegura que “hoy es más necesario que nunca la formación de un Gobierno progresista que lleve a cabo otra política económica y social, centrada en las personas. Una política que reduzca el desempleo, que cree empleo de calidad y que mejore los salarios, con la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012”.