Tras la reunión de la mesa negociadora, UGT duda de que la dirección de Osakidetza inicie una verdadera negociación con los sindicatos

Tras la reunión de la mesa negociadora de esta mañana, las representantes de Sanidad de UGT-Euskadi dudan de que la dirección de Osakidetza inicie una verdadera negociación con los sindicatos, después de años de imposiciones y reuniones informando de recortes. "Dicen que van a negociar, -afirma Ana Vázquez, representante de UGT-, pero queremos hechos".
Print This Post
  
  
Email This Post   


Miércoles, 17 enero de 2016

Tras la reunión de la mesa negociadora de esta mañana, las representantes de Sanidad de UGT-Euskadi dudan de que la dirección de Osakidetza inicie una verdadera negociación con los sindicatos, después de años de imposiciones y reuniones informando de recortes. “Dicen que van a negociar, -afirma Ana Vázquez, representante de UGT-, pero queremos hechos”.

UGT recuerda que, recientemente, el Gobierno vasco anunciaba a los trabajadores/as directamente una subida salarial como si fuera una “medida de gracia”, cuando en realidad no remedia, en absoluto, los sucesivos recortes que han venido siendo aplicados de forma igualmente unilateral.

“La actual dirección de Osakidetza – manifiesta Ana Vázquez, representante de UGT -Sanidad- se ha caracterizado por hacer el paripé ante los ciudadanos al convocar a los sindicatos a reuniones, en las que ni siquiera nos ha escuchado, se ha limitado a informar de recorte tras recorte”.

DEVOLUCION DE DERECHOS LABORALES

UGT reclama que se devuelvan todos los derechos laborales a los empleados de Osakidetza, que exista una negociación real y se dé respuesta a las cargas de trabajo, con sustituciones al 100%, recuperación del poder adquisitivo, abono de complemento desde el primer día en IT, la regulación de la paga y una OPE suficiente que rebaje al máximo imprescindible la temporalidad en Osakidetza; así como el cumplimiento del acuerdo de desarrollo profesional firmado con este sindicato.

UGT exige al Consejero de Sanidad Jon Darpón y a la dirección de Osakidetza un cambio radical en su política laboral aplicada, y el escrupuloso respeto a los derechos de los trabajadores/as y a la negociación colectiva.