Reanudamos las concentraciones por un convenio digno en las residencias de Alava

Tras el paréntesis del estado de alerta sanitaria por la pandemia del COVID-19, los sindicatos con representación reanudamos las concentraciones previstas para el mes de junio, hoy día 3, y el miércoles 17, con el objetivo de conseguir un convenio digno para este sector, un servicio esencial para la ciudadanía.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Los sindicatos, entre los que está UGT, han hecho público un comunicado en el que advierten que “tras casi tres meses luchando en cada centro de trabajo contra el virus, creemos más que nunca que es necesario defender unas mejores condiciones de vida de las personas usuarias y de las trabajadoras que las cuidan. Por todo esto, volvemos a la calle a reivindicar un convenio justo para el sector de residencias de Araba.”

Los sindicatos estamos convencidos de que la  calidad y la buena asistencia de nuestros mayores pasan por la mejora de las  condiciones laborales de los trabajadores/as. “Si analizamos los datos producidos en los tres territorios históricos, durante esta pandemia, el resultado debería hacernos reflexionar: A mejores condiciones laborales,  menor número de contagios y fallecimientos en residencias.”

En la última reunión que mantuvieron representantes sindicales con la patronal, en  el mes de noviembre, se comprometieron a asociarse en los próximos meses. “Ya ha pasado más de medio año y seguimos sin noticias. Llevamos más de un año exigiendo que tanto Diputación como empresas se sienten a negociar el I Convenio Provincial de Residencias de Araba, ya que nuestras condiciones laborales distan mucho de las condiciones de territorios vecinos.”

Recuerdan que en la entrevista realizada al Diputado de Asuntos Sociales, Emilio Solá, el pasado 12 de mayo, ya apunta que se necesita un cambio en el modelo de residencias. Aunque sigue insistiendo que el modelo de residencias en Álava es de gestión pública, no podemos olvidar que la próxima residencia

dependiente de Diputación será gestionada por una cooperativa de iniciativa social y que el 65% de plazas residenciales en la provincia de Álava están gestionadas por empresas privadas, con fines lucrativos, donde lo importante es hacer dinero y no “cubrir las necesidades asistenciales de las personas usuarias, su confort y ocio”, tal y como recalca el Diputado en la entrevista.

“Las personas trabajadoras del sector, aparte de buenas palabras y de la empatía mostrada por el diputado, necesitamos hechos, necesitamos mayor implicación por parte de las Instituciones, necesitamos en definitiva un Convenio Provincial de Residencias de Álava y una mejora real de la ratio de atención directa para unos profesionales qué se sienten olvidados, no reconocidos e incomprendidos.”

Concentración de hoy, en Vitoria-Gasteiz, por un convenio digno para las residencias de Alava

A la vez, denuncian que “durante toda esta crisis sanitaria, las trabajadoras han luchado contra el virus, prestando sus servicios sin garantías para su salud y la de las personas que atienden; falta de EPIs, insuficiencia de ratios, incumplimiento de protocolos, inspecciones preavisadas… han sido el pan de cada día de las residencias. Hasta el mes de mayo no se han realizado los test a las trabajadoras del  sector, ¿cómo íbamos a ser capaces de proteger a nuestros/as mayores sin tener recursos? No hemos sido capaces de proteger a la población más débil. ¿Cuántos/as de ellos/as podrían haberse salvado si este sector no fuese un negocio en auge? ¿Cuándo nos vamos a concienciar qué lo más importante es su bienestar y qué todos los usuarios son de la misma categoría?”

Y advierten de que esta situación ha dejado en evidencia la necesidad de una reflexión sobre el modelo asistencial residencial que tenemos en la actualidad en Araba, ya que en esta pandemia ha demostrado su enorme vulnerabilidad, porque tal y como hemos reiterado muchas veces, el cuidado de nuestros/as mayores es una responsabilidad pública.