Reclamamos un convenio de residencias para Alava

Con el apoyo del movimiento de pensionistas de Alava, los sindicatos, en unidad de acción, venimos reclamando la apertura de una mesa de negociación entre las diferentes patronales del sector de residencias privadas, con el objetivo de dotarnos de un convenio provincial, para al menos, equiparar las condiciones laborales de Araba, a las de nuestras compañeras del sector de Bizkaia y Gipuzkoa. Hoy, las trabajadoras han vuelto a concentrarse ante la Diputación foral, en Vitoria-Gasteiz,
Print This Post
  
  
Email This Post   


Los sindicatos hemos expuesto la precaria situación que atraviesan las trabajadoras de este sector. “Nuestras personas mayores no son atendidas con la calidad que se merecen, debido a la falta de personal y a la sobrecarga de trabajo. Hacemos de auxiliares, cocineras, limpiadoras e incluso nos obligan a hacer labores de enfermeras, sin tener titulación. Y no tenemos tiempo para lo más importante, para nuestra función esencial: CUIDAR.”

Se trata de un sector feminizado, con un 95%  de trabajadoras mujeres en un trabajo que  históricamente ha recaido en las mujeres y que no son reconocidas ni social ni salarialmente. “Esta es la verdadera brecha salarial que deberían abordar las instituciones que tan feministas se considerarán el próximo 8 de marzo.”

Los sindicatos denuncian que estas trabajadoras cobran  997 euros brutos mensuales, “con 200 horas anuales más de trabajo que nuestras compañeras de Gipuzkoa y Bizkaia. No podemos permitirnos el lujo de enfermar, porque los tres primeros días no cobramos nada, del 4º al 20º día cobramos el 60% del salario y a partir del día 21 el 75%. ”

Los sindicatos reclamamos un convenio provincial para, al menos,  equiparar las condiciones laborales de Araba, a las del sector de Bizkaia y Gipuzkoa y como primer paso la apertura de una mesa  de negociación entre las diferentes patronales del sector de residencias privadas (entendemos que hay realidades diferentes en cuanto al número de plazas que ofertan) y la parte social, para dar inicio a la negociación del I Convenio Provincial de residencias privadas de Araba.

“Los cuidados de nuestras mayores deberían ser una responsabilidad pública pero las distintas Instituciones priorizan la subcontratación en lugar de defender el trabajo directo de contratación y el control de la calidad de los servicios”, advierten las representantes sindicales, que piden seriedad en las ofertas en los concursos públicos para acceder a un servicio ofertado por las Instituciones, pudiendo evitar la precariedad, la subcontratación y la competencia desleal entre las empresas, redundando en la calidad del servicio prestado.