Seguimiento del 70% en la primera de las cuatro jornadas de huelga programadas en los centros de Enseñanza de Iniciativa Social de Euskadi

Los trabajadores/as del sector llevan diez años sin que se haya renovado el convenio; la pérdida de poder adquisitivo acumulada supera el 10% y la modernización pedagógica, la digitalización y la renovación educativa han ido a cargo del personal, lo que ha incrementado las cargas de trabajo hasta un nivel insoportable. Las patronales siguen sin dar respuesta a las reivindicaciones de estos trabajadores
Print This Post
  
  
Email This Post   


El sector de Enseñanza de UGT-Euskadi, en unidad de acción con el resto de sindicatos representativos de los Centros de Enseñanza de Iniciativa Social, han iniciado hoy la primera jornada de huelga de las 4 programadas, hasta el viernes 30 de este mes, con movilizaciones en las tres capitales vascas. El seguimiento a la huelga se ha cuantificado en un 70% del personal afectado.

UGT Irakaskuntza apuesta por continuar con las movilizaciones dado el inmovilismo de las patronales y tras su última propuesta que no aporta mejoras significativas, a pesar de los  tres días de huelga realizados el curso pasado (20 de marzo y 15-16 de mayo), a los que  hay que sumarles los dos más de este curso (9 y 10 de octubre). Estas  cinco jornadas han tenido una respuesta masiva por parte de las trabajadoras y trabajadores del sector, con un seguimiento de entre el 65 y el 70%. Además, a pesar de los intentos de las direcciones de varios centros de desactivar las huelgas mediante la sustitución ilegal de trabajadoras/es huelguistas, las movilizaciones y manifestaciones han sido masivas.

Los trabajadores/as de la enseñanza concertada de iniciativa social llevan con movilizaciones desde el año 2010. “Sufrimos los recortes que decidieron aplicar las patronales del sector Kristao Eskola y AICE-IZEA, que los jueces declararon nulos. Después de las jornadas de huelga que llevamos para presionar por una negociación del convenio, tienen que seguir en la movilización, que proseguirán a lo largo de este curso si la patronal sigue haciendo oídos sordos a nuestras demandas, a un nuevo convenio sectorial que nos devuelva nuestra dignidad laborales como trabajadores/as de la enseñanza.

Los trabajadores/as del sector llevan diez años sin que se haya renovado el convenio; la pérdida de poder adquisitivo acumulada supera el 10% y la modernización pedagógica, la digitalización y la renovación educativa han ido a cargo del personal, lo que ha incrementado las cargas de trabajo hasta un nivel insoportable. Y ponen especial énfasis en dos de los colectivos más feminizados y, por lo tanto, en peores condiciones laborales, las profesoras del primer ciclo de infantil y los especialistas de apoyo especializado, con sueldos que en algunos casos no superan los 1.000 euros, pero con unas jornadas laborales que superan al resto de docentes.

Por otra parte, los sindicatos denunciamos que se ha ido extendiendo la subcontratación de servicios, lo que ha provocado la precarización de las condiciones de trabajo de determinados colectivos; la equiparación del profesorado de ESO-1 y ESO-2 sigue sin llevarse a cabo, y es necesario, además, regular mejor la Formación Profesional.