UGT convoca huelga en los talleres de Renfe

El sindicato denuncia el abandono del mantenimiento preventivo y la falta de inversión en repuestos para material rodante
Print This Post
  
  
Email This Post   


Como consecuencia del abandono progresivo al que se están viendo sometidos los talleres de fabricación y mantenimiento del Grupo Renfe por parte de la empresa, y tras agotar la vía de la negociación, UGT ha convocado huelga en dicha sociedad los siguientes días y horarios:

  • 16 de marzo: de 02:00 a 06:00, de 07:00 a 11:00 y de 15:00 a 19:00 horas.

  • 23 de marzo: de 02:00 a 06:00, de 07:00 a 11:00 y de 15:00 a 19:00 horas.

  • 26 de marzo: de 00:00 a 23:00 horas.

La huelga en Euskadi afecta a 6 talleres, 4 en Bizkaia y 2 en Gipuzkoa, y a cerca de un centenar de trabajadores.

Este conflicto se remonta meses atrás en el tiempo, y es consecuencia directa de malas decisiones empresariales, que están repercutiendo negativamente en los trabajadores y en la calidad del servicio al ciudadano.

El abandono del mantenimiento preventivo –el que evitaría tener que aplicar el correctivo– está derivando en la escasez de las piezas y componentes necesarios para las labores de reparación del material rodante y repercutiendo, por tanto, en la calidad y fiabilidad de los trenes, convirtiendo a Renfe en noticia por su mal funcionamiento. Cabe destacar, en este sentido, que las empresas privadas que realizan parte del mantenimiento de los trenes no están sujetas a controles de calidad por parte de Renfe.

No se está invirtiendo ni en material ni en los talleres donde se realiza el mantenimiento preventivo y correctivo, siendo su estado objeto de numerosas denuncias a la Inspección de Trabajo. La falta de repuestos, de personal o los continuos errores del sistema de huella digital biométrica, entre otras, son causas directas del deterioro de las condiciones laborales (estrés, cargas de trabajo excesivas…) y económicas de los trabajadores (repercusión en la variable y nómina).

Con respecto a su función pública, UGT considera que Renfe tiene la obligación de ofrecer un servicio de calidad a los ciudadanos, y esa calidad pasa necesariamente por una adecuada gestión de los recursos humanos y materiales, además de una planificación empresarial eficaz que lleva meses sin producirse.

Ante la falta de respuesta por parte de la empresa a los intentos de negociar y buscar posibles soluciones, UGT ha optado por la convocatoria de huelga como única salida a una situación que comienza a ser insostenible.

Impactos: 258