UGT defiende el servicio de cocina público en los hospitales, por calidad y precio

Representantes de UGT han defendido hoy, ante la Comisión de Salud del Parlamento vasco, el servicio público de cocina en los hospitales, tanto por precio como por calidad, porque "la comida, la dieta hospitalaria, tiene gran importancia en la recuperación del paciente".
Print This Post
  
  
Email This Post   


Los delegados/as de UGT en el Hospital de Cruces, donde se consiguió paralizar la privatización del servicio, han expuesto una serie de datos, en defensa del servicio público también de la cocina en el nuevo hospital de Urduliz, cuya apertura es inminente. Y han instado a todos los grupos parlamentarios a apoyar la gestión pública del hospital de Urduliz, incluyendo el servicio de cocina, ya que está claro que la gestión pública cumple con las expectativas de seguridad, optimización de recursos y el equilibrio económico.

Entre los datos aportados por los representantes de UGT se encuentra un estudio realizado sobre el coste medio del precio de menú por paciente de los hospitales en el año 2010, que con gestión pública el de Cruces resultó ser de 3,03 euros, el más barato con diferencia de otros servicios, como el de Basurto que era el más caro con 8,58 euros, le seguía Galdakao (7,59 €) y el de Txagorritxu (5,62€).

“Desde el año 1989 hasta hoy, -aseguran- la gestión en el servicio de víveres-cocina, ha garantizado al 100% la seguridad de todos y cada uno de los pacientes, y no ha existido ningún peligro sanitario”.