UGT denuncia el desmantelamiento de Euskal Herria VTC, una de las empresas que hace el servicio para Uber en Bizkaia

Tras finalizar la semana de huelga, UGT denuncia que la empresa Euskal Herria VTC, una de las empresas que llevan el servicio de Uber en Bizkaia, lejos de pagar o llegar a un acuerdo para el pago de lo adeudado a los trabajadores ha decidido desmantelar la empresa.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Terminada ayer, 16 de noviembre, la huelga de una semana, por impago de salarios, por impago de los finiquitos de los despidos continuos,  por incumplimientos de un sinfín de normas laborales y hasta por apropiarse de las propinas de los trabajadores, el grupo JAP,  al  que pertenece Euskal Herria VTC, presidido por José Antonio Parrondo, presidente de UNAUTO, de AURO y de unas 100 sociedades más, ha optado por el desmantelamiento de esta empresa, una de las que  presta el servicio de Uber en Bizkaia.

UGT advierte que los trabajadores en activo están a la espera que la empresa les llame a trabajar una vez acabada la huelga y las denuncias en el Juzgado de lo social y en la inspección siguen su curso, dado que Euskal Herria VTC, una de las empresas que llevan el servicio de Uber en Bizkaia, lejos de pagar o llegar a un acuerdo para el pago de lo adeudado a los trabajadores ha decidido desmantelar la empresa.

La Federación de Servicios (Fesmc) de UGT-Euskadi denuncia esta decisión de desmantelar la empresa y el traslado de los coches a otras comunidades autónomas, que advierte que es ilegal, ya que “estos vehículos tienen autorización para trabajar en Euskadi,  sólo pueden prestar el 20% del servicio en otras comunidades y no al 100% como lo están haciendo, prácticamente, todas las empresas del grupo.”

La Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT), actualizada con todas las modificaciones introducidas hasta el momento, cataloga esta práctica del grupo JAP como muy grave, según  el artículo 143 de dicha ley, y por tanto podría ser sancionada.

El sindicato denuncia también que además de que la empresa sigue sin pagar las deudas salariales y de finiquitos a los despedidos Euskal Herria VTC ha  optado por denunciar a los conductores por apropiación indebida de los llamados “cobros en efectivo”, que los trabajadores reciben por realizar  servicios encargados y diferentes a los de Uber, con dichos pagos en efectivo los conductores intentan saldar los pagos de las nóminas pendientes. “Esto ha ocurrido siempre en todas las provincias, la diferencia es que en Bizkaia ha habido una convocatoria de huelga y han reaccionado intentando intimidar.”

UGT seguirá adelante con las denuncias en el Juzgado de lo social y en la Inspección de Trabajo, a pesar del colapso de los juzgados, y sigue reclamando la aplicación del convenio de viajeros de Bizkaia, en lugar del que el grupo está aplicando, con salarios referidos al SMI.