UGT denuncia la falta de negociación para la incorporación presencial del personal del Gobierno vasco, en el proceso de desescalada

UGT sigue considerando muy prematura la reincorporación del personal al puesto de trabajo, ha pedido aplazar esta medida 15 días y mantener el teletrabajo, mientras se inicia un procedimiento paulatino de reincorporación del personal con facultades plenas, es decir, aquellas personas que no se encuentran incluidas en el colectivo de vulnerables, ni las que tienen permiso por deberes inexcusables, priorizando el teletrabajo frente al trabajo presencial en todos aquellos puestos que sea posible, al menos hasta el levantamiento de la alarma, como se viene recomendando desde diferentes organismos de prevención y salud.
Print This Post
  
  
Email This Post   


UGT denuncia la nula voluntad del Gobierno vasco para negociar la reincorporación presencial del personal del Gobierno vasco. Función Pública de Gobierno Vasco ha admitido que no se ha negociado la fecha de inicio, que ha marcado unilateralmente para el próximo lunes, 11 de mayo, tal y como anunció el consejero Erkoreka cuando los sindicatos ni siquiera teníamos conocimiento de dicha fecha.

La responsable de UGT en el Gobierno vasco, Pilar Olivas, ha recordado que UGT sigue considerando muy prematura la reincorporación del personal al puesto de trabajo, ha pedido aplazar esta medida 15 días y mantener el teletrabajo, mientras se inicia un procedimiento paulatino de reincorporación del personal con facultades plenas, es decir, aquellas personas que no se encuentran incluidas en el colectivo de vulnerables, ni las que tienen permiso por deberes inexcusables, priorizando el teletrabajo frente al trabajo presencial en todos aquellos puestos que sea posible, al menos hasta el levantamiento de la alarma, como se viene recomendando desde diferentes organismos de prevención y salud.

Al parecer, el llamamiento se hará a todo el personal a la vez, sin el más mínimo escalonamiento, lo que movilizará a cerca de 5.000 empleadas/os públicos, una gran parte residentes en distintos territorios históricos, en transporte público y sin garantías de que lo puedan hacer con seguridad y con las medidas adecuadas.

Pilar Olivas advierte que “Función Pública nos ofrece negociar cuestiones de menor calado, como horarios o flexibilidad, lo que, si bien valoramos positivamente por ser también necesario, son cuestiones secundarias al asunto principal que es la fecha de vuelta presencial a los puestos de trabajo y hacerlo de manera escalonada.”

Desde UGT entendemos que este proceder es precipitado e imprudente, dada la incertidumbre en la evolución de contagios,  que es  correr un riesgo innecesario concentrar a una gran parte de la plantilla en grandes edificios, sin garantía absoluta de salud y protección, o en pequeñas oficinas e incluso centros educativos, donde ya sabemos que todavía no están totalmente habilitadas las medidas de prevención y quedan demasiadas medidas pendientes de cumplimiento como la ventilación, el refuerzo en los servicios de limpieza, realización de test, etc.

El sentido común nos dicta establecer un margen de tiempo hasta ver la evolución de las cifras de contagio tras la apertura social  Por tal motivo, UGT ha solicitado  que con carácter de urgencia se anule la orden anunciada por el consejero Erkoreka para la incorporación el día 11,  siendo incuestionable la salud de la plantilla más allá de cualquier otro interés particular.

Impactos: 220