UGT- Euskadi: “152.561 parados registrados y sólo 31.851 cobrando prestación contributiva habla de la nefasta calidad del mercado laboral vasco”

Para generar 1.375 empleos en el País Vasco, se han hecho 70.000 contratos en abril
Print This Post
  
  
Email This Post   


El número de parados registrados en las oficinas de Lanbide en Euskadi disminuyó en abril en 1.375 personas respecto al mes precedente, pero seguimos teniendo 152.561desempleados/as, de los que sólo 31.851 cobran prestación contributiva. “Estos datos demuestran la nefasta calidad del poco empleo que se crea en Euskadi, ya que cada vez más cuesta conseguir un año de trabajo necesario para generar 4 meses de desempleo”, afirma Maribel Ballesteros, Secretaria de Acción Sindical de UGT-Euskadi.

La representante sindical advierte además que para generar 1.375 ocupaciones en el mes de abril “se han realizado cerca de 70.000 contratos; otro dato más de la ínfima calidad del empleo creado, que algún día, cada vez más lejano, fue modelo de estabilidad y de calidad en las relaciones laborales”.

Maribel Ballesteros destaca otro dato más sobre el entramado laboral vasco: “Los demandantes de empleo en las oficinas vascas, además de los parados, suman otros 93.000 personas ocupadas, que desean encontrar otro empleo, mejorar ese trabajo temporal, a tiempo parcial y de escasa duración que genera trabajadores pobres y sin perspectiva laboral de futuro y, por tanto, personal y familiar.

“Es imprescindible generar empleo de calidad” advierte Maribel Ballesteros a Confebask y las patronales vascas: “Insistimos en que es necesario pasar de las palabras a los hechos, conseguir unas relaciones laborales estables y con derechos para los trabajadores/as. “Esa es la única forma conocida y no hay que inventar nada. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos dando dignidad a los empleos tanto de nueva creación como los ya consolidados, tan degradados por un pertinaz bloqueo de la negociación colectiva en Euskadi”.

“Sólo con empleo estable y con derechos, que permita una calidad de vida y un relanzamiento del consumo de los trabajadores/as y de las familias será posible una recuperación económica, -insiste la representante de UGT- mientras tanto seguiremos en esa inestabilidad, sin percibir recuperación real y efectiva en el horizonte”.