UGT-Euskadi abandona la mesa de Diálogo Social, pero permanecerá en la de Brecha Salarial, al estar promovida por el Parlamento vasco

Raúl Arza ha considerado una deslealtad y un engaño que Gobierno vasco y Confebask hayan firmado un acuerdo sobre empleo y cualificación al margen de parte de la mesa de Diálogo Social, la Consejería de Trabajo, UGT y CCOO, y, por ello, el sindicato ha decidido abandonar dicho foro hasta que no se den las condiciones para volver al mismo.
Print This Post
  
  
Email This Post   


El Secretario General de UGT-Euskadi, Raúl Arza, y la Secretaria de Política Sindical e Institucional, Maribel Ballesteros, han dado a conocer esta mañana, en rueda de prensa, que el sindicato abandona la mesa de Diálogo Social, tras la firma unilateral de Gobierno vasco con Confebask del acuerdo por el empleo y la cualificación con temas que se venían trabajando con los sindicatos desde julio de 2017. No obstante, el sindicato permanecerá en la de Brecha Salarial de Género, al estar promovida por el Parlamento vasco.

Raúl Arza ha explicado que “no hemos entendido que Gobierno vasco haya firmado con una de las partes, los empresarios, un acuerdo en el que estabamos trabajando, por ejemplo, en el desarrollo de la Comisión Asesora, que se tenía que crear como consecuencia del articulo 10 del Decreto 82/2016, por el que se ordena la formación profesional en el empleo; de hecho, el Gobierno vasco ya había presentado un documento y nosotros nuestras alegaciones”.

El Gobierno vasco sólo ha apostado por la parte empresarial -afirma el Secretario General de UGT-Euskadi- cuando todas las propuestas de empleo y de reactivación social se tienen que trasladar al Dialogo Social, con los sindicatos”. A la vez, ha hecho un llamamiento a la patronal para que “se deje de frases bonitas y traslade propuestas a la negociación colectiva”.

Raúl Arza ha mantenido que “con este acuerdo sitúan el empleo y la reactivación económica al margen del diálogo social”, y advierte que ha sorprendido que se haya apartado a la propia Consejería de Trabajo, la encargada de promover el Diálogo Social.

UGT sigue apostando por el Diálogo Social para afrontar los problemas de los trabajadores/as”. De hecho, Raúl Arza ha explicado que en la mesa de Diálogo Social tenían ya perfilado el órgano de Diálogo Social tripartito, para institucionalizarlo de manera permanente.

Ha recordado que UGT hizo varias propuestas al inicio del Diálogo Social, que hoy permanecen sin respuesta. Entre ellas, en primer lugar, la puesta en marcha de delegados de prevención territorial, para las empresas que no tienen delegados sindicales; segundo, consensuar un protocolo con Gobierno vasco, también con la Consejería de Trabajo, para empresas en crisis. Y, tercero, la necesidad de un plan de choque para el empleo de mayores de 55años.

Raúl Arza ha considerado una deslealtad y un engaño que Gobierno vasco y Confebask hayan firmado el acuerdo al margen de parte de la mesa de Diálogo Social, la Consejería de Trabajo, UGT y CCOO, y, por ello, han decidido abandonar dicho foro hasta que no se den las condiciones para volver al mismo.

En cuanto a la mesa sobre Brecha Salarial de Género, que es diferente, al ser consecuencia de un mandato del Parlamento vasco, UGT-Euskadi va a continuar. “Queremos saber cuántas empresas vascas de más de 250 trabajadores/as tienen planes de igualdad, ya que sólo constan 2 en el registro oficial, qué medidas se han puesto en marcha y resultados, así como consensuar medidas para extender los planes de igualdad a pequeñas y medianas empresas”.

Raúl Arza ha dicho que “debemos ser capaces de buscar medidas que nos permitan acabar con la discriminación salarial de las mujeres y avanzar más allá de la conciliación”.

Apuesta por el Diálogo Social

UGT-Euskadi ha expresado la necesidad de recuperar el Diálogo Social en Euskadi. “La mayoría de las Comunidades Autónomas tienen Diálogo Social institucionalizado y el Gobierno vasco debe plantear una agenda más amplia, abordar realmente los verdaderos problemas del mercado de trabajo, el empleo y su calidad, la formación, la RGI y el futuro de Lanbide, entre otros. Hay que afrontar que los trabajadores/as recuperen salarios y derechos que han perdido durante la crisis, aumentar los ingresos fiscales y los ingresos a la Seguridad Social”.

Raúl Arza advierte que el Acuerdo de empleo y cualificación firmado por Gobierno vasco y Confebask es una suma de palabras bonitas si no se traslada a la negociación colectiva algunas de las medidas acordadas. Además, UGT considera un insulto que Confebask hable de que no existen personas preparadas para ocupar los puestos exigidos cuando hay 127.000 desempleados en Euskadi”.

Euskadi ya no es referente

La Secretaria de Política Sindical de UGT-Euskadi, Maribel Ballesteros, advierte que esta situación ha puesto de manifiesto la dificultad de llegar a acuerdos en el ámbito laboral en Euskadi: “Ya no somos referentes ni en empleo ni en negociación colectiva”.

Durante su intervención se ha abordado la situación creada con la impugnación de la patronal estatal de restauración social (FEADRS) al Acuerdo Interprofesional alcanzado en enero de 2017 por Confebask y los 4 sindicatos representativos de Euskadi, entre ellos UGT. “Hoy iba a celebrarse el juicio y ayer, a última hora, se presentó el desestimiento por parte de dicha patronal, pero con la posibilidad de que vuelva a presentarse de nuevo la demanda.

UGT siempre ha defendido y va a seguir defendiendo el Acuerdo Interprogfesional, porque creemos en la negociación colectiva sectorial” y ha manifestado que “no entendemos que ELA se ponga la medalla del desestimiento de esa patronal cuando se negó a firmar dicho acuerdo en el año 2011. Si entonces lo hubiera firmado, hubiera sido un acuerdo previo a la reforma laboral y los ámbitos de negociación de Euskadi hubieran estado protegidos, sin posibilidad de impugnaciones”.

Maribel Ballesteros asegura que la estatalización de la negociación colectiva se produce por el abandono claro de la negociación en Euskadi y ha afirmado que UGT va a seguir insistiendo en que los trabajadores/as de restauración social tengan protegidas sus condiciones laborales.