UGT -Euskadi: “La patronal debe pasar de los mensajes a los hechos creando empleo y el Gobierno vasco debe exigir que sea de calidad”

Según los datos dados a conocer hoy, el paro ha descendido, pero apenas en un 0,40% en Euskadi. Los parados siguen en 153.936 personas, de los que 94.000 no cobran ningún tipo de prestación o subsidio relacionado con sus periodos cotizados por contratación.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Con este panorama, Maribel Ballesteros, Secretaria de Acción Sindical de UGT-Euskadi, insta a las patronales “a pasar de los mensajes a los hechos y empezar a crear empleo” y al Gobierno vasco a que “deje de ser palmero de los mensajes de la patronal y exija creación de empleo de calidad en los sectores tractores de la economía vasca”.

De hecho, la reducción de desempleados/as se ha dado en el sector servicios donde se registran el 65% de los mismos y, también durante el pasado mes de marzo, de los 70.159 contratos realizados prácticamente el 92% fueron temporales. “Temporalidad, rotación, precariedad y contratos de jornadas reducidas, esto es lo que nos ha dejado la reforma laboral y la crisis en el mercado laboral”, denuncia Maribel Ballesteros, quien añade que “los datos nos demuestran que se sigue ahondando en este camino, socavando los derechos laborales de los trabajadores y esto tiene consecuencias nefastas en la bajada de cotizaciones a la Seguridad Social”.

Maribel Ballesteros advierte que las patronales están anunciando la creación de empleo en Euskadi, pero hablan de un empleo en el sector servicios, donde se concentra el peor empleo y las peores condiciones laborales: “El Gobierno vasco tiene que exigir a las patronales vascas empleo de calidad en sectores tractores, ya que de otra forma no vamos a dejar atrás la crisis”. Y asegura que “es importante que se logre la confianza de los trabajadores/as para relanzar el consumo y eso sólo se consigue cuando el empleo es de calidad, sólo así se da certeza y confianza”.

UGT apuesta por la formación de un Gobierno progresista que lleve a cabo otra política económica y social, centrada en las personas. “Una política que reduzca el desempleo, que cree empleo de calidad y que mejore los salarios, llevando a cabo la inmediata derogación de las reformas laborales que tanto daño han hecho en las condiciones laborales de las personas trabajadoras”.