UGT-Euskadi muestra su preocupación ante la lenta recuperación del empleo en Euskadi y alerta de la mala calidad de los pocos empleos que se crean

Responsables de UGT-Euskadi urgen al Gobierno Vasco a trabajar conjuntamente para lograr la reactivación económica ante el descenso de paro más reducido de todo el estado
Print This Post
  
  
Email This Post   


Los datos de paro del Servicio Público de Empleo y de afiliación a la Seguridad Social publicados hoy revelan un leve descenso del número de desempleados y un aumento de los afiliados por cuarto mes consecutivo, situando a Euskadi como la Comunidad Autónoma con con el descenso más reducido. UGT-Euskadi considera que esta tímida disminución, con122.359 personas en desempleo en el mes de junio, tan sólo 259 menos que en el mes anterior, son como consecuencia de la reapertura de algunas actividades, aunque todavía son muchas las personas trabajadoras que no han logrado recuperar sus empleos. Además se trata de empleo muy temporal y precario, como demuestra que solo 7 de cada 100 contratos son indefinidos. Por ello UGT-Euskadi Insta al Gobierno vasco a trabajar de manera conjunta para lograr la necesaria reactivación económica.

A pesar de que la afiliación a la Seguridad Social se ha visto incrementada en 3.159 personas personas afiliadas más en junio respecto a mayo, un aumento de tres décimas que deja el total de afiliados en 966.000, el paro registrado en Lanbide apenas ha bajado.

Ante estos datos UGT-Euskadi considera imprescindible derogar la reforma laboral para acabar con la temporalidad e impulsar las políticas activas de empleo que favorezcan la contratación estable y con derechos , ya que no se puede seguir con una contratación precaria, temporal y de jornadas parciales. Por otra parte el sindicato exige que se realice una fuerte inversión en recursos humanos en los Servicios Públicos de Empleo, frente al recorte de efectivos que pretende el Gobierno, y que provocará que en 2022 el SEPE haya perdido cerca de 1.000 efectivos.

Los datos del mes de junio continúan reflejando que la tendencia de recuperación es a dos velocidades, porque el empleo femenino se está recuperando más lentamente, con 69.513 mujeres demandantes de empleo en Euskadi, frente a los 52.846 hombres. En este sentido cabe destacar que la franja de edad de 30 a 44 años es dónde la diferencia entre hombres y mujeres demandantes de empleo es mayor, con más del 60% de mujeres engrosando las listas del paro. Ante esta situación UGT-Euskadi insiste en la necesidad de impulsar políticas que aborden las desigualdades por razón de género.

En cuanto los datos por sectores UGT-Euskadi llama la atención sobre el sector servicios, que a diferencia del resto del estado la recuperación de la hostelería y el comercio en Euskadi no han permitido obtener cifras positivas, y se ha registrado un leve aumento de personas desempleadas, lo que revela la necesidad de incentivar el consumo.