UGT exige una investigación y depurar responsabilidades de todas las personas de Osakidetza que han hecho uso indebido y privilegiado de las vacunas

En mesa sectorial, celebrada esta mañana, UGT-Euskadi ha advertido a Osakidetza que la OPE 2018-2019 cuantificada por la dirección en 3.535 plazas es absolutamente insuficiente. "Se requiere convocar al menos 9.000 si se quiere atajar la temporalidad, que alcanza al 40% de la plantilla, y los contratos en fraude de ley", asegura Ana Vázquez, responsable de UGT-Sanidad de Euskadi.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Para UGT, la OPE 2018-19 debe acelerarse para dar estabilidad en el empleo al mayor  número de trabajadores/as posibles, rebajando la altísima temporalidad en un servicio público, que ahora debe de redoblar esfuerzos con el COVID. Esta OPE es además un compromiso adquirido por parte de Osakidetza, que debe hacer en estos momentos el mayor esfuerzo de selección y consolidación de empleo, en todas las categorías.

Investigar responsabilidades por las vacunas                                 

UGT exige a Osakidetza transparencia absoluta en sus actuaciones. El sindicato, en mesa sectorial, ha denunciado la actuación de los mandos de Osakidetza que han optado a la vacuna del COVID, sin corresponderles por el protocolo de vacunación del personal de Osakidetza. UGT exige una investigación y depuración de responsabilidades de todos aquellos cargos que hayan hecho un uso indebido y privilegiado de las vacunas.

UGT ha instado a la dirección de Osakidetza a llevar un riguroso control y registro de la vacunación del personal y mandos del Servicio Vasco de Salud y denuncia que la organización de esta vacunación se realice a través de los mandos intermedios, sin guardar  los criterios de confidencialidad. “La vacuna a los trabajadores/as del Servicio Vasco de Salud se debe de hacer mediante los servicios de Salud Laboral, para garantizar la confidencialidad y evitar así actuaciones discriminatorias que pudieran darse entre personal vacunado o no en la organización de servicios en el trabajo diario”.

Por último, junto al resto de sindicatos que configuran la intersindical, UGT ha instado a la dirección de Osakidetza a consensuar un nuevo acuerdo regulador de condiciones de trabajo de Osakidetza, que data del 2009, que ha quedado obsoleto y ha provocado un estancamiento de derechos. Su no regulación ocasiona que en las distintas OSI haya diferentes interpretaciones de la misma norma.