Vamos a seguir peleando por una Sanidad vasca 100% pública

UGT Sanidad de Euskadi ha mostrado su satisfacción por la inauguración de hoy de una planta de hospitalización del Hospital de Urduliz y las contrataciones para limpieza y cocina de la bolsa de empleo de Osakidetza y advierte que “vamos a seguir peleando por una Sanidad vasca 100% pública; por ello, exige a la dirección de la OSI Uribe y al Servicio Vasco de Salud que el personal de mantenimiento y el de gestión de almacén de víveres sean también contratados por la bolsa de trabajo de Osakidetza”.
Print This Post
  
  
Email This Post   


UGT-Sanidad de Euskadi se congratula de que la nueva planta abierta hoy por Osakidetza, junto a las nuevas contrataciones para los servicios de limpieza y cocina, del Hospital se Urduliz se hayan realizado íntegramente con personal público, “fruto de la lucha sindical de muchos años” y advierten que “vamos a seguir peleando por una Sanidad vasca 100% pública; por ello, exige a la dirección de la OSI Uribe y al Servicio Vasco de Salud que el personal de mantenimiento y el de gestión de almacén de víveres sean también contratados por la bolsa de trabajo de Osakidetza”.

Ana Vázquez, responsable del sector de Sanidad de UGT-Euskadi asegura que “desde un primer momento, UGT ha defendido férreamente que todos los servicios de cocina y limpieza de los centros hospitalarios del Servicio Vasco de Salud han de ser 100% públicos, para que tanto la plantilla como las condiciones sean las adecuadas para asegurar la calidad de estos servicios”.

Para UGT tanto el servicio de limpieza como el de cocina de los Hospitales Públicos son servicios básicos en el ámbito sanitario y su calidad repercute directamente en los pacientes.

Ana Vázquez manifiesta que “con el servicio de limpieza y cocina 100% públicos en el Hospital de Urduliz conseguimos que las nuevas contrataciones se asignen desde las listas de contratación de Osakidetza, garantizando que el acceso a estos puestos de trabajo cumpla con los criterios de igualdad, mérito y capacidad. Los servicios privatizados y las contratas generan precariedad laboral y disminuyen la calidad asistencial.”

Osakidetza se ha visto obligada a mantener los acuerdos, tanto el Acuerdo Regulador de Condiciones de Trabajo de Osakidetza como el de Mesa General de la Función Pública, en los que se comprometía a no externalizar nuevas aéreas o servicios y, por ello, se ha visto forzada a no externalizar dichos servicios en el Hospital de Urduliz.

Se ha comprobado que la externalización de servicios conlleva un gran coste económico para las arcas públicas y que una Sanidad 100% pública garantiza los derechos de todos los trabajadores y trabajadoras y la calidad de los servicios que presta.