La puesta en marcha de la nueva contrata de limpieza viaria y RSU de Vitoria- Gasteiz no respeta los derechos de subrogación de los trabajadores

La sección sindical de UGT en la empresa de limpieza viaria y RSU de Vitoria- Gasteiz denuncia que el arranque de la nueva contrata adjudicada a la UTE FCC-GMSM no respeta los derechos de subrogación de los trabajadores, la nueva adjudicataria ya ha anunciado a la representación de los trabajadores que suprimirá el servicio del CAU compuesto por 6 trabajadores, servicio creado en la contrata anterior de FCC para la coordinación del servicio de limpieza de Vitoria-Gasteiz.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Jueves, 25 de junio de 2015

La sección sindical de UGT en la empresa de limpieza viaria y RSU de Vitoria- Gasteiz denuncia que el arranque de la nueva contrata adjudicada a la UTE FCC-GMSM no respeta los derechos de subrogación de los trabajadores, la nueva adjudicataria ya ha anunciado a la representación de los trabajadores que suprimirá el servicio del CAU compuesto por 6 trabajadores, servicio creado en la contrata anterior de FCC para la coordinación del servicio de limpieza de Vitoria-Gasteiz.

Según UGT, esto es debido a los nuevos pliegos de condiciones del contrato adjudicado, que tumba la práctica instaurada desde la época en la que era Alcalde José Ángel Cuerda y que hasta la firma del Protocolo Complementario en junio de 2014, promovida por el equipo de gobierno del PP y la salida a concurso del servicio en julio de ese mismo año, garantizaban el mantenimiento de la totalidad de los puestos de trabajo de la plantilla de la empresa cesante.

La consecuencia del pacto de homologación, en el que ha tenido un papel protagonista el sindicato ELA, ya se ha hecho notar en la reclamación judicial que han efectuado todos los sindicatos con representación en el Comité de Empresa, declarando en una sentencia que ha sido recurrida al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que no les corresponde ampliar los días por asuntos particulares que en diciembre de 2013 y septiembre de 2014 fueron objeto de modificación legislativa para los empleados públicos.

UGT entiende que, con estas medidas de recorte presupuestario adoptadas por el equipo de Gobierno saliente, cargando sobre las condiciones de los trabajadores, no se solucionan las grandes carencias del servicio de limpieza pública de Vitoria-Gasteiz, es contradictorio ser la Green Capital y diseñar un servicio que no está a la altura de dicho reconocimiento internacional.

UGT ha impugnado ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJPV los pliegos de condiciones del concurso de julio de 2014, por considerarlos abusivos y contrarios al derecho constitucional de libertad sindical, al imponer la administración contratante cláusulas restrictivas a la capacidad y la competencia de negociación colectiva, solicitando la nulidad de pleno derecho de dichas cláusulas.

UGT hace un llamamiento al nuevo equipo de Gobierno del PNV y a los partidos políticos que respaldaron la investidura de Gorka Urtaran, para enderezar el rumbo del principal contrato de la ciudad y conseguir entre todos, incluidos los trabajadores que prestan el servicio, una ciudad más limpia y a la altura de los reconocimientos exteriores. Para ello, UGT cree que la mejor manera de lograrlo, es retomar la senda marcada por José Ángel Cuerda y abandonar la iniciada por el equipo de Gobierno del Partido Popular.

UGT está dispuesta a renunciar a cuantas actuaciones judiciales tiene emprendidas, para llegar a un entendimiento que no perjudique a los trabajadores que cubren el servicio de limpieza pública y que beneficie a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz, pero entienden que este paso está en manos del gobierno municipal de Gorka Urtaran, por lo que no les queda más remedio que esperar un cambio de rumbo.