UGT- Euskadi: “La recuperación económica necesita de la revalorización de los salarios y de creación de empleo de calidad”

Los datos dados a conocer hoy por el INE anuncian una caída del IPC en Euskadi de tres décimas en agosto y la tasa anual se sitúa en el -0,2%. La evolución del dato refleja las debilidades de la recuperación económica, que pasa por la necesidad de revalorizar los salarios y la creación de empleo de calidad, "para frenar el aumento de la pobreza y la desigualdad", comenta Maribel Ballesteros, Secretaria de Acción Sindical de UGT-Euskadi, quien advierte que el aumento de desempleados y de los parados sin derecho a prestaciones durante el mes de agosto refrendan esta debilidad.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Viernes, 11 de septiembre de 2015

Los datos dados a conocer hoy por el INE anuncian una caída del IPC en Euskadi de tres décimas en agosto y la tasa anual se sitúa en el -0,2%. La evolución del dato refleja las debilidades de la recuperación económica, que pasa por la necesidad de revalorizar los salarios y la creación de empleo de calidad, “para frenar el aumento de la pobreza y la desigualdad”, comenta Maribel Ballesteros, Secretaria de Acción Sindical de UGT-Euskadi, quien advierte que el aumento de desempleados y de los parados sin derecho a prestaciones durante el mes de agosto refrendan esta debilidad.

“Solo con una política salarial y de creación de empleo adecuadas será posible hacer frente a la pobreza y la desigualdad”, manifiesta Maribel Ballesteros, quien hace un llamamiento a los agentes sociales para relanzar la negociación colectiva en Euskadi.

“En el Estado se está consiguiendo, poco a poco, actualizar convenios. Apelamos a la responsabilidad del nuevo presidente de Confebask para que el desbloqueo de la negociación colectiva en Euskadi sea una prioridad en su agenda”.

UGT-Euskadi advierte que son necesarias políticas que den impulso al crecimiento y creación de puestos de trabajo de calidad, con salarios dignos y condiciones laborales adecuadas. Mientras esto no se aborde, nuestra economía seguirá estancada en la demanda, como consecuencia de una política fundamentada en la devaluación de las rentas de las familias.

UGT reclama modificar la orientación de la política de rentas, incrementando el poder adquisitivo de trabajadores/as, de los funcionarios y pensionistas y actualizando convenientemente el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM) y el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Es preciso incrementar las rentas directas de los trabajadores y de las familias y recuperar un sistema fiscal justo, progresivo y suficiente.