Raúl Arza presenta el XIII Congreso de UGT-Euskadi, que se celebra los días 11 y 12, en Vitoria-Gasteiz, con el lema “Respuestas. Erantzunak”

El Secretario General de UGT-Euskadi, Raúl Arza, acompañado por la Secretaria de Organización y Administración, Arantza Ruiz, y la Secretaria de Política Sindical e Institucional, Maribel Ballesteros, ha presentado esta mañana, en Bilbao, el XIII Congreso de UGT-Euskadi Kongresua, que se celebra este jueves 11 y el viernes 12, en el Palacio de Congresos Europa, de Vitoria-Gasteiz, con el lema "Respuestas. Erantzunak".
Print This Post
  
  
Email This Post   


El Congreso,  máximo órgano de decisión del sindicato, someterá a votación la gestión de la Ejecutiva durante los 4 años de mandato, en este caso casi  5 debido a la pandemia, que ha retrasado el proceso congresual que vive ahora el sindicato. Asímismo, los delegados/as asistentes debatirán el programa de acción para los próximos 4 años y elegirán  a  los órganos  de Gobierno, entre ellos a los integrantes de la Comisión Ejecutiva de UGT-Euskadi. En este sentido, Raúl Arza ha manifestado que presentará su candidatura en este nuevo Congreso para dirigir el sindicato los próximos 4 años.

Las decisiones del Congreso las adoptarán  205 delegados/as elegidos por los distintos organismos del sindicato -ha tenido que rebajarse el número debido a la pandemia-,  en representación de los 32.061 afiliados/as de UGT en Euskadi, 20.519 bombres y 11.500 mujeres. Por territorios, son 18.147 delegados/as en Bizkaia, 8.354 en Alava y 5.560 en Gipuzkoa.

La huelga debe de ser un medio no un fin

Raúl Arza ha explicado que el lema “Respuestas. Erantzunak” quiere significar las respuestas que el sindicato busca dar en estos próximos cuatro años a los problemas que llevan mucho tiempo enquistados.

“Estamos en la calle, movilizándonos, por la subida del SMI, que UGT ha  conseguido que se subiese de 655 a 950 euros, en estos últimos años, pero el compromiso del Gobierno es que debe acercarse al salario medio, a 1.200 euros, y lo ha dejado en suspensión. Estamos en la calle también para pedir la derogación de la reforma laboral 2012 y de la reforma de pensiones de 2013, que venimos largamente reclamando, porque el factor de sostenibilidad va a suponer una rebaja de la pensión del 6% si se sigue adelante con ella. El problema de las pensiones no es de gasto,  sino de ingresos.  El Gobierno tiene estos compromisos y tiene que cumplir. Hay que movilizarse porque esta situación afecta también a los trabajadores/as vascos “.

El Secretario General de UGT-Euskadi ha señalado que se van a mantener estas exigencias, porque la situación se ha agravado con la pandemia y “no se puede permitir que las empresas se amparen en la reforma laboral y en una situación coyuntural como la crisis sanitaria para despedir a trabajadores”.

Reforma del mercado de trabajo

En otro momento de la rueda de prensa ha hablado también de la necesidad de “una reforma urgente del mercado de trabajo, porque “no es de recibo que estemos en crisis o no lo estemos, el 90 % de los contratos sean temporales. Es necesario buscar fórmulas para atajar las altas tasas de temporalidad, también en el sector público, donde pedimos que el Gobierno central permita al Gobierno vasco las medidas para reducir al 8% la temporalidad, aunque sabemos que será un proceso largo”.

Ha explicado también que UGT va a seguir utilizando la huelga como un medio para conseguir un objetivo, porque “no queremos que la huelga sea un fin en sí mismo”, por eso va a apostar en principio por la negociación para abordar la alta temporalidad de las administraciones públicas.

Durante su comparecencia a la prensa, ha valorado estos cinco años de mandato muy positivamente, entre otras cuestiones, por haber conseguido institucionalizar el Diálogo Social, para abordar los problemas reales de los trabajadores/as, con grupos de trabajo como el de la Mujer y un acuerdo en Euskadi para complementar los ERTES a los trabajadores/as con los sueldos más bajos. “Ahora también se va a poner en marcha un programa de recualificación y recolocación para trabajadores/as en sectores en crisis, empezando por los del sector de Metal “.